Por redacción Cultura

La idea de montar esta obra surgió como una inquietud de un grupo de estudiantes de la Escuela Nacional de Arte Dramático (ENAD). Mientras recibían una clase de literatura decidieron tomar un reto y poner a prueba su capacidad técnica y teórica como actores. Ellos ya habían escuchado sobre esta obra durante y luego de leerla y procesarla individualmente decidieron presentarla formalmente sobre las tablas.

Se trata de un grupo de actrices y actores con mucha hambre por saciar y enfrentar sus propios retos. A pesar de su corta han conseguido encarnar estos personajes con gran profundidad además de crear el ambiente tenso, fuerte y frágil que se vive en esta obra, al igual que la temática.

_Cul29_1BUna de sus principales tareas al momento empezar este proyecto fue encontrar a la persona idónea para dirigirlos. El grupo consensuó y definió un perfil; decidieron proponer y contactar al director de la Compañía Teatral Centauro, quien además funge como director del Ballet Moderno y Folklórico de Guatemala, el maestro Fernando Juárez. Al proponerle el proyecto, el maestro aceptó apadrinar a estos muchachos y así fue como empezó esta intensa experiencia en este montaje. Con ello el grupo persigue que la gente que este fuera del medio teatral sepa que existe un teatro serio, un teatro que sensibiliza, un teatro que enseña.

Esta obra y la temática toca ciertos temas que en la sociedad guatemalteca aún son considerados como tabús, probablemente el público al verla se estremezca y salga de la sala con ideas diferentes.

Actualmente se sabe y se discute acerca de los movimientos que promueven la libertad y diversidad sexual. No obstante no existe la libertad a pesar de dichos movimientos, siempre existen los señalamientos. “Es mal visto por pensamientos cerrados y conservadores. En este trabajo incluso como actores estamos botando nuestros prejuicios y propias barreras. Queremos que ante el público se observen humanos accionando, actuando y no estereotipos, generar un tipo de igualdad y una libertad en común.” concluye Celeste Mayorga, actriz guatemalteca.


Asista

Todos los sábados de mayo a las 20:00 horas, domingos a las 17:00
Admisión Q50.00
Sala de teatro de la UP «Manuel Galich», 10 calle 10-32 zona 1 ciudad de Guatemala


Ficha Técnica

Obra: «Los Chicos de la Banda» de Mart Rowley.
Egresados de la Escuela Nacional de Arte Dramático y Estudiantes de la ESA.
Dirección: Fernando Juárez
Asistente de Dirección Marylena Jeréz

“El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.”
Arthur Miller

“Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño”.
Bertolt Brecht

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorFrida Kahlo marca nuevo récord para arte latinoamericano
Artículo siguienteReseña, Captain America: Civil War