Soy fanático de Batman ¿Cómo nació el gusto por el encapotado?

POR DOUGLAS GÁMEZ
dgamez@lahora.com.gt

Es martes entrada la tarde y un compañero me ha hecho el favor de llevarme en su motocicleta a zona 10, las calles están repletas y mi objetivo no es ir al concierto de Luis Miguel, tampoco ocupar una mesa para ver a la Selección Nacional por televisión en algún restaurante; el centro comercial esta vacío y el cine pinta igual, no es el estreno de una película, es la última proyección de la semana de un clásico: Batman de 1989.

Hoy se cumplen 80 años de la publicación del primer cómic de Batman, no entraré en detalles de la historia del personaje porque es ampliamente conocida y fácil de acceder a la misma.

Pero contaré cómo nació mi gusto por él y qué recuerdos me trajo esta proyección para mí, precisamente mi pasión por Batman surgió desde niño cuando tuve la oportunidad de ver la primera entrega de Tim Burton, porque cuando era pequeño mi papá migró a Estados Unidos y una de las encomiendas que mandó traía un VHS de esa película y desde ahí se quedó conmigo el gusto.

Era un niño muy enfermizo, cuando no podía salir de la cama por mi broncoespasmo o cualquier otro mal, y ante la falta de televisión por cable, mi mamá me entretenía con nuestros vídeos y Batman era el predilecto, me hacía sentir bien de nuevo, contento y con ganas de levantarme y seguir.

Con los años, la atracción era más allá de la acción de la película, era por la ferocidad, determinación, miedo, oscuridad y dificultad para renunciar a su misión principal a costa de la felicidad y soledad, hacían para mí de Batman y Bruce Wayne un personaje por demás interesante y con el cual me sentía identificado.

Luego vino la caricatura, más películas, tuve la oportunidad de leer cómics, libros sobre Batman, en 2016 el Internet me permitió leer varias sagas y novelas gráficas, haciéndome sentir más empatía por el personaje y llegar a comprender más su forma de ser. La entrega, el sacrificio, determinación y soledad relacionada al compromiso de cumplir lo que se ha planteado, son los puntos con los que me identifico con Batman y que incluso podrían considerar elementos de motivación.

Ver Batman en un cine e imaginar la experiencia que vivieron las personas que la observaron en 1989 fue un sueño hecho realidad, ver el batimovil desplazarse a gran velocidad, Batman levantar la mirada a punto de ir tras el Guasón, la batalla final y contemplar al encapotado vigilante mientras el batiseñal al fondo marca el final de la película me hizo comprender que son elementos que solo podían disfrutarse así, en una pantalla gigante, ojalá la experiencia se repita.

Que Batman siga por muchos años más, si no lo conoces dale la oportunidad, encontrarás muchas cosas para entretenerte o que te harán pensar. Si eres fan ¿cuéntanos cómo te convertiste en uno?

Películas de Batman recomendadas

  • Batman 1966
  • Batman 1989
  • Batman 1992
  • Batman: Under the Reed Hood
  • Batman: La máscara del fantasma
  • Batman & Mr. Freeze: SubZero
  • La Trilogía de Christopher Nolan
  • Batman la Serie Animada de 1992

Comics recomendados

  • Batman Año Uno
  • La Broma Asesina
  • El Regreso del Caballero Oscuro
  • Batman: Knightfall
  • Batman Hush