Sólo 4 jugadores en 100 años han ganado seis títulos de NFL

A Tom Brady (12), de los Patriots de Nueva Inglaterra, pasando bajo la presión de Aaron Donald (99), de los Rams de Los Ángeles. Foto la hora: Carolyn Kaster/Ap.

Por ARNIE STAPLETON
Agencia ap

Tom Brady pronto recibirá su sexto anillo de Super Bowl, y Herb Adderley es otro jugador en el planeta que puede identificarse con ese nivel de éxito en la NFL, que este año celebra su 100ma temporada.

“Va a pasar mucho tiempo, otros 100 años, antes que alguien gane seis títulos”, insinuó Adderley, el cornerback de Salón de la Fama que jugó para los grandiosos equipos de los Packers de Green Bay de Vince Lombardi en la década de 1960.

“Debido a toda la agencia libre y a que los jugadores saltan de equipo a equipo, no van a estar en un equipo el tiempo suficiente y no van a ser lo suficiente afortunados para estar cada año con un equipo que gane un campeonato”.

Adderley, quien cumple 80 años el próximo mes, ganó cinco campeonatos en Green Bay, incluidos los primeros dos Super Bowls, más otro con los Cowboys de Dallas de Tom Landry en 1971, como lo hizo el liniero del Salón de la Fama Forrest Gregg quien falleció el mes pasado a los 85 años.

Su compañero de Green Bay, el liniero ofensivo Fuzzy Thurston, quien murió en 2014, ganó todos sus títulos con Lombardi y los Packers, justo como Brady ha ganado cada uno de su media docena de anillos en Nueva Inglaterra con el coach Bill Belichick.

Belichick le recuerda a Adderley mucho de Lombardi.

Adderley, quien recién celebró la selección de su primo de 22 años Nasir Adderley en el draft de la NFL por los Chargers de Los Ángeles, ganó sus seis anillos en un lapso de 12 años.

Thurston ganó sus seis títulos durante un lapso de 10 años, Gregg a lo largo de una carrera de 15 campañas y Brady ha ganado sus seis anillos en 19 temporadas. Tendrá 42 años este verano mientras llega a su 20ma campaña. Gregg se retiró a los 38, Thurston a los 34 y Adderley a los 33.

Gregg fue el primero en jugar y dirigir en el Super Bowl. Llevó a los Bengals de Cincinnati a su primer partido por el campeonato durante la temporada de 1981, cuando perdieron 26-21 ante Joe Montana y los 49ers de San Francisco.