Slack denuncia a Microsoft por estrategia anticompetitiva

AGENCIA AP

El servicio de mensajería para oficinistas Slack presentó una denuncia contra Microsoft ante las autoridades europeas, acusando a la compañía de software de comportamiento anticompetitivo.

Slack dijo que Microsoft está incluyendo ilegalmente el producto de mensajería Microsoft Teams, que es similar a Slack, en Office 365, su conocida paquetería de software para computadoras. Slack dice que Microsoft obliga a las empresas a instalarlo por millones e impide su eliminación.

Microsoft Corp. no respondió de momento a un correo electrónico en busca de comentarios al respecto.

Slack Technologies Inc., que comenzó a cotizar en la bolsa en 2019, ha crecido rápidamente. Reportó 201,7 millones de dólares en ventas en el trimestre febrero-abril, 50% más que en el mismo período del año pasado. También reportó 122.000 clientes de paga, 28% más que el año pasado.

Ante la dura competencia de Teams, Slack dijo el mes pasado que amplió una alianza con la división de almacenamiento en la nube de Amazon, y hace poco anunció la compra de Rimeto, que crea directorios detallados.

La Comisión Europea dijo que revisará la queja y decidirá si abre una investigación formal.

Si el brazo ejecutivo de la Unión Europea decide investigar, Microsoft podría enfrentar enormes sanciones. La comisaria europea de competencia, Margrethe Vestager, quien ha estado a la vanguardia del movimiento global para meter en cintura a las grandes compañías tecnológicas, ha castigado a Google con varias multas antimonopolio que totalizan casi 10.000 millones de dólares, y que la compañía está apelando.

El mes pasado, Vestager abrió dos investigaciones sobre la tienda de aplicaciones móviles y la plataforma de pago de Apple, debido a quejas de que sus prácticas dañan la competencia, luego de una denuncia presentada por el servicio de música Spotify.

Pero los críticos dicen que las grandes multas no han tenido gran impacto en los gigantes tecnológicos, y la funcionaria europea evalúa la aplicación de medidas más estrictas para frenar el comportamiento anticompetitivo de las empresas.

Vestager recibió un revés a principios de este mes, cuando un tribunal de la UE dictaminó que Apple no tenía que pagar 13.000 millones de euros (15.000 millones de dólares) en impuestos atrasados a Irlanda en un caso que data de 2016.