POR CORRUPCIÓN EN QUETZALTENANGO

Sin Velásquez en el país, MP y CICIG destapan nuevo caso

POR JOSÉ PABLO DEL ÁGUILA
jaguila@lahora.com.gt

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) coordinaron la captura de 16 personas vinculadas a un caso de corrupción en la Municipalidad de Quetzaltenango. Entre los detenidos se encuentra el exalcalde electo por tres períodos consecutivos, Jorge Rolando Barrientos Pellecer.

El caso se operativizó a pesar de que el comisionado Iván Velásquez permanece fuera del país. Hace una semana, Velásquez dirige a la Comisión desde fuera, debido a que el presidente Jimmy Morales ordenó no permitir su ingreso a Guatemala, sin embargo, el Secretario General de la ONU, decidió mantenerlo al frente del cargo desde fuera del país.

En cuanto el proceso realizado hoy, según las investigaciones del MP y la CICIG, Barrientos Pellecer es el líder de una estructura criminal, conformada por concejales, síndicos y personas particulares, a quienes se les identificaba como “el grupo de amigos del alcalde”.

Dicha estructura se encargaba de asegurar que la Municipalidad de Quetzaltenango beneficiara con contratos a determinados empresarios que previamente habían pagado sobornos.

Para lograr esto, algunos funcionarios municipales que integraban la organización criminal ocupaban “estratégicamente” puestos claves en comisiones de la comuna, entre las cuales figuran las comisiones de infraestructura, de Empresa Municipal de Agua, recepción de obras, electrificación y finanzas, entre otras.

Entre los integrantes de esta estructura están los exconcejales Carlos Humberto Prado Bravo, Maximiliano Yngemar de León Argueta y los síndicos Carlos Daniel Illescas López, Carlos Roberto Pereira Gálvez. También Jorge Franco, Director de la Oficina Municipal de Planeación.

La intermediaria entre la municipalidad y los empresarios era la particular María Elisa López Ixtabalán.

MODUS OPERANDI

Uno de los principales beneficiarios de la estructura fue Jorge Ernesto Palomo Leppe, propietario de la Constructora PCG, quien entre 2004 y 2012 entregó sobornos a funcionarios de la Municipalidad, incluido el exalcalde, que ascienden a Q20 millones a cambio de ser beneficiado con contratos de obra pública.

También recibieron sobornos los funcionarios municipales Illescas López, De León Argueta, Prado Bravo, Pereira Gálvez, Franco y Mario Pacay García.

Para aparentar que las adjudicaciones de la municipalidad eran legales, Palomo Leppe acordó con al menos 12 empresarios más que ellos concursarían como “oferentes ficticios” en procesos de licitación y cotización. Sin embargo, siempre trasladaban la ejecución de la obra a Palomo Leppe.

A cambio de participar como “oferentes ficticios”, los 12 empresarios se quedaban con el 10 por ciento del dinero que les pagaba la comuna por el contrato de obra pública y el 90 por ciento lo entregaban a Palomo Leppe, quien ejecutaba la obra a través de su empresa PCG.

En total, se contabilizaron 122 procesos de licitación o cotización que se realizaron de manera fraudulenta con el fin de beneficiar a Palomo Leppe, por los cuales la Municipalidad pagó Q73 millones 317 mil 703. 25.

CAPTURADOS
Jorge Rolando Barrientos Pellecer (exalcalde), Rossana Schoenfeld Gramajo De Barrientos (familiar de Barrientos), Maximiliano Ingemar De León Argueta (funcionario de municipalidad), Carlos Daniel Illescas López (funcionario de municipalidad), María Elisa López Ixtabalán (exgobernadora de Quetzaltenango), Carlos Roberto Pereira Gálvez (funcionario de municipalidad), Willy Rolando Vásquez De León (empresario), Carmen María Barrientos Salguero (familiar de Barrientos), René Arturo Morales Rosal (allegado de Barrientos), Ana Gabriela Barrientos Salguero (familiar de Barrientos), Julio César Saj Güinac (empresario), Luis Alberto Menchú Maldonado (empresario), Mario César Pacay García (funcionario de municipalidad), Vivian Carolina Jacobs Rodríguez (allegada de Barrientos), Celso Sarceño González (empresario), Werner Gudiel Domínguez Sánchez (empresario).