Varios sectores coinciden en que reduciendo tiempos y procesos, se incentivarían más inversiones. Diseño La Hora/Esteban Cardona

Por Ana Lucía González
agonzalez@lahora.com.gt

La iniciativa 5766, ley para la simplificación de requisitos y trámites administrativos, tuvo un dictamen favorable en su primera lectura el pasado 3 de marzo. Esta tiene por objetivo promover la digitalización de trámites administrativos, regular su simplificación y reducir costos de gestión, facilitando la interacción entre personas y entidades del Estado. Quedó pendiente de modificaciones de la Comisión de Economía y Comercio Exterior que, en un ejercicio técnico, socializó el contenido de la propuesta.

Parte de los objetivos se enfocan en la transición del país hacia un gobierno electrónico. Por eso busca incentivar la digitalización de trámites administrativos, simplificar procedimientos que repercuta en una mayor eficiencia de las oficinas de gobierno, con transparencia e interacción entre personas y entidades.

Esta iniciativa será específica para el Organismo Ejecutivo, considerando que las demás entidades del Estado tienen procedimientos especiales. En una lista con más de 27 puntos, los trámites que más beneficiarán a las personas serán: inscripción de empresas y sociedades, registro de marca y derechos de autor, garantías mobiliarias, licencias de alimentos, medicinas, laboratorios, maquillaje, antecedentes policíacos, denuncias en DIACO, licencias ambientales, entre otros.

Fue presentada por los diputados Estuardo Rodríguez-Azpuru, Jorge Romeo Castro, Alexandra Ajcip Canel, Julio Enrique Montano, Aníbal Samayoa Alvarado, Fernando Leal Gómez y Mario Ernesto Gálvez.

La Comisión de Economía y Comercio Exterior le dio dictamen favorable en octubre de 2020. Foto La Hora/Congreso

REQUISITOS SON LARGOS Y ONEROSOS

Fitentación es un emprendimiento enfocado en la comida saludable. Su propietaria, la abogada Ana Lucía Barrios, comenzó vendiendo jugo verde y de naranja en el gimnasio. Luego, aprovechó la oportunidad para tomar un curso en el Centro Municipal de Emprendimiento. Cuando estuvo lista expandió el negocio con un puesto en Pasos y Pedales de la Avenida de las Américas.

Ahora ofrece cinco sabores de jugos, ha sumado la mermelada de fresa-mora, la mantequilla de cacao, de maní y granola. Con la pandemia, perfeccionó el servicio a domicilio y llegó a crecer tanto que en algún momento se quedó sin productos.

Un negocio exitoso. Sin embargo, sabe que en Guatemala los trámites son un obstáculo en tiempo y costos. Los registros sanitarios se tramitan para cada una de las recetas de un producto. En promedio tarda alrededor de dos meses y medio. Así, una licencia que en principio puede costar Q1 mil, debido a la necesidad de pagar tramitadores, el costo puede elevarse hasta Q3,500. “Traspasar las barreras administrativas es costoso, pues el usuario necesita ayuda de varios profesionales”, explica Barrios.

LEA: “Dalma dulces y más”, dos emprendedoras que se prepararon y empezaron con Q200

En campos como la construcción, obtener una licencia municipal requiere unos 12 procedimientos, permiso que puede demorar hasta varios meses, dependiendo de la agilidad del tramitador.

Ciertamente desde ese tiempo para acá hay mejoras, pero van a paso lento. De acuerdo con el Índice Doing Business para 2020, el país subió dos posiciones con relación al año anterior, ubicándose en el ranking 96 de un total de 190 países. El puntaje obtenido fue de 62.6, con un incremento de 0.43 puntos. Entre diez indicadores que se toman en cuenta, hubo progresos mínimos en los permisos de construcción, comenzar un negocio y obtener electricidad.

Fitentación es un emprendimiento enfocado en la comida saludable y su impulsora se refirió al tema de los trámites. Foto La Hora/Cortesía

NO ES IMPROVISADA

Diego Eduardo de León, vicepresidente de la Asociación para la Inversión, Innovación y Emprendimiento en Guatemala (ASEGUA), considera favorable el impulso de la Iniciativa 5766, la cual sería un aliciente para revitalizar la economía de este sector.

No es improvisada, sino el resultado de un trabajo técnico en el Ministerio de Economía, desde hace unos 3 o 4 años, afirma. “Es necesario facilitar los trámites legales y administrativos. Muchos de estos son burocráticos y lentos, incluso sobredimensionados, lo que genera costos administrativos grandes y limita la capacidad de expansión”, opina.

No es solamente voluntad de reducir la burocracia, sino que el marco legal no permite dar estos pasos. Esta propuesta permitirá que las empresas puedan hacer los cambios necesarios al momento de crear un proceso de certificación o regulación.

LEA: Marilyn Gil, desde Instagram, busca promover la comida saludable

COSTOS SANITARIOS

Sigfrido Lee, viceministro de Desarrollo de la Microempresa, Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía (MINECO) indica que el registro mercantil de una empresa o sociedad se ha reducido a cuestión de horas. Los trámites pueden hacerse en línea, aunque existe una cultura de hacerlo en forma presencial.

Aunque admite que uno de los grandes retos es agilizar las regulaciones sanitarias, tanto en el Ministerio de Agricultura como el de Salud. Por eso se necesita una ley anti-trámites.

Además, informa que recientemente se apoyaron ambos registros a través de una donación de Unión Europea con equipo de cómputo para atender mejor a las empresas. “Este es un costo fijo, el mismo costo para cualquier empresa, grande o pequeña. Sucede que Q100 para un MYPIME no es lo mismo que para una empresa grande” reconoce. Incluso, este costo está lastimando a grandes empresas, añade.

Hay ciertos trámites que son indispensables, porque se trata de la seguridad del consumidor. Pero tampoco debe convertirse en un impedimento para ingresar al mercado.

Sigfrido Lee, viceministro de Desarrollo de la Microempresa, Pequeña y Mediana Empresa. Foto La Hora/Mineco

Países mejor evaluados en Doing Business 2020
• México 50
• Chile 59
• Colombia 67

Peor evaluados:
• Nicaragua 142
• Bolivia 150
• Venezuela 188
Fuente: Fundesa

Ana Lucía González
Periodista guatemalteca apasionada por contar historias de la realidad nacional. En ser voz de los que no tienen voz. Afanada en un aprendizaje constante. Me debo a los lectores y a mis valores y principios.
Artículo anteriorEjecutivo decreta estado de prevención ante posible llegada caravana migrante
Artículo siguienteUNE citará al Ministro de la Defensa por pérdida de fusiles del Ejército