Sin fecha para repatriación de Jakelin Caal

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

La Cancillería indicó que desconoce cuándo podrían repatriar el cuerpo Jakelin Amei Rosemery Caal Maquin, la menor que falleció bajo el resguardo de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Jakelin Caal, de 7 años de edad, fue detenida junto a su padre y otros migrantes a principios de este mes en una zona remota del desierto de Nuevo México. Siete horas después, abordaba un autobús rumbo a la estación más cercana de la Patrulla Fronteriza, pero pronto comenzó a vomitar. Hacia el final de las dos horas de camino, había dejado de respirar.

La agencia de noticias Associated Press, (AP), dio a conocer que el personal de emergencia la reanimó y fue trasladada vía aérea a un hospital de El Paso, Texas, mientras que su padre fue llevado por carretera. La niña falleció alrededor de las 12:30 horas del 8 de diciembre. Las autoridades indicaron que tenía una inflamación cerebral e insuficiencia hepática. Se programó una necropsia para determinar la causa de muerte y de acuerdo con la información, los resultados podrían tardar varias semanas.

Respecto al padre de la niña, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años de edad, quien se encuentra en Annunciation House, un albergue para inmigrantes en El Paso, Texas, la Cancillería informó que obtuvo un permiso especial para no ser detenido. Asimismo, acotaron que de momento no se le ha otorgado visa humanitaria. “la visa o cualquier estatus migratorio depende de las autoridades estadounidenses, por ahora se logró un permiso especial para que no esté detenido”.

Según la agencia de noticias, el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley describió la muerte de Jakelin como una “situación trágica y horrenda” y pidió “leyes de sentido común que desalienten a las personas de viajar a la frontera” y cruzar ilegalmente.

CONGRESISTA TORRES PIDE QUE SE INVESTIGUE EL CASO

La congresista Norma Torres, publicó en su cuenta en Twitter que pide al presidente McCaul que celebre una audiencia antes de que finalice el Congreso. “Esta Cámara controlada por los republicanos y no han hecho nada para frenar al ICE y CBP, eso es inaceptable”, dijo Torres.

“Seamos claros, cuando una agencia del Gobierno de los Estados Unidos tiene a una niña de 7 años bajo su custodia, la salud y seguridad de esa niña es responsabilidad de esa agencia. Pero el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) ha emitido una declaración oficial que trata de lavarse las manos de toda culpabilidad, deben ser claros con los hechos”, acotó la congresista.

Torres, manifestó su molestia ante las declaraciones de Kristjen Nielsen, secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, “Estoy aún más disgustada de que la secretaria esté culpando a Jakelin y su padre. Ella debe saber que no debe culpar a la víctima”.

Además, destacó que tomar la decisión de migrar no es fácil, y los migrantes saben que el viaje es arriesgado. “Vienen aquí porque no tienen otra opción, sus gobiernos no les han protegido de las pandillas ni les han permitido tener una vida digna. Si alguien además del DHS merece la culpa de esta tragedia, son los gobiernos corruptos en Centroamérica los que están más interesados ​​en llenar sus bolsillos que en mejorar la vida de su gente”.

Según AP, el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional abrió una investigación sobre el caso de la menor, y los líderes en el Congreso prometieron que iniciarán otra.