Representantes de Remed S.A y funcionarios públicos proceden a firmar el contrato. Foto La Hora / Foto Captura de pantalla

Apenas dos días después de recibir la autorización en la asamblea, en donde el Estado de Guatemala tiene el 81.1% de las acciones de la Compañía Desarrolladora Ferroviaria, S.A. (Ferrovías), esta suscribió el contrato de arrendamiento de bienes en favor de la empresa mexicana Remed, S.A., para la construcción de la primera fase del Ferrocarril Bicentenario, de la frontera con México a Puerto Quetzal, Escuintla.

La firma estuvo a cargo del administrador Único de Ferrovías, José Fernando Ulloa Rosenberg y el representante legal de Remed, Carlos Álvarez de Alba; en presencia de los ministros de Economía, Antonio Malouf, y de Comunicaciones, Javier Maldonado, y el interventor de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), Augusto Ponce, en cuya sede se desarrolló el acto sin la presencia de periodistas.

La suscripción se llevó a cabo pese a cuestionamientos de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) por considerar que, al tratarse de bienes del Estado, debía convocarse a una licitación pública, y no solo ceder los bienes para la construcción de la línea ferroviaria, como lo prometió el presidente Alejandro Giammattei.

Ferrovías comparte algunas imágenes del trabajo de mantenimiento en las vías, con el fin de recuperar las áreas dañadas. Foto La Hora/ Foto captura de pantalla

PROMETEN REHABILITAR VÍA

Ulloa Rosenberg comentó que Ferrovías trabaja en la rehabilitación de todo el sistema ferroviario del suroccidente del país, así como en la interconexión ferroviaria para lograr la conexión con México, Estados Unidos y Canadá, “facilitando el intercambio de mercancías y el aumento de nuestras importaciones y exportaciones a través de un medio de transporte seguro, económico, eficiente, como es el ferrocarril”.

 

Agregó que con dicho proyecto el país tendrá un desarrollo económico y de infraestructura importante, permitiendo dar a la población “mejores condiciones de vida” y que Ferrovías se asegurará de que el material utilizado para los trabajos de rehabilitación y mantenimiento de la vía sean guatemaltecos.

UN VEHÍCULO PARA EL DESARROLLO

El representante legal de la empresa que estará a cargo de ejecutar el proyecto, Álvarez de Alba, comentó que están entusiasmados por sumarse a la misión de Ferrovías para aprovechar el potencial geográfico y comercial del país, utilizando el ferrocarril como un vehículo de desarrollo, movilidad y crecimiento económico.

Representante de la empresa mexicana, Remed S. A., agregó que esta obra generará empleos y quedará como un legado de la administración del Bicentenario, ya que seguirá siendo aprovechada por muchas generaciones. Foto La Hora / Fotocapturadepantalla

“Esta obra generará empleos y quedará como un legado de esta administración del Bicentenario, pues seguirá siendo aprovechada por muchas generaciones. El reto para la construcción de vías férreas es voluntad de desarrollo y es un paso importante para cualquier región que quiera tener acceso a mercados internacionales”, agregó el empresario mexicano.

Además, expresó que Guatemala está en el momento de aprovechar su situación geográfica privilegiada, ya que puede convertirse en el “top industrial” que conecte a ciertos países de Centroamérica con Norteamérica.

MALOUF: “LOGRAMOS HACER DE GUATEMALA UN PAÍS DESARROLLADO”

El titular de la cartera de Economía, Antonio Malouf, manifestó que los exportadores estarán satisfechos de llevar sus productos vía terrestre a Norteamérica, en especial por el alza de los precios de transporte marítimo, derivado de la crisis de suministros por la pandemia del COVID-19.

 

También mencionó sobre el crecimiento económico del Producto Interno Bruto, de un 7.5% el año pasado. “Logramos hacer de Guatemala un país desarrollado y este es uno de los primeros pasos, es un paso trascendental el que nosotros el día de hoy estamos haciendo”, expresó.

TITULAR DEL CIV: EL INICIO DE UNA NUEVA ERA

“Hoy es el inicio de una nueva era”, dijo Maldonado, ministro de Comunicaciones, y que, con dicho proyecto, los organismos del Estado demuestran “certeza jurídica”, aún en tiempos de pandemia

 

“Vamos a brindar competitividad y, sobre todo, vamos a agilizar las logísticas del transporte de mercaderías de países hermanos y vecinos”, señaló.

CONTROVERSIA POR EL CONTRATO

De forma contraria, varios actores de la sociedad guatemalteca han expresado su descontento con dicho contrato, principalmente en cuestión por la negativa del ministro Malouf de efectuar una licitación y fiscalización, ya que no se conoce públicamente los detalles de la negociación a pesar de que el Estado es dueño del 81.19% de las acciones de Ferrovías, un tema al que La Hora le ha dado seguimiento durante los últimos días.

Andrea Solórzano
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y amante del cine. Creo en la importancia de educarnos y comprender todos los aspectos de la colectividad e individualidad, desde los derechos humanos, la política, la economía, las ciencias exactas y sociales hasta el arte; especialmente desde un punto de vista humano para formar una sociedad más consciente y empática.
Artículo anteriorDetención frustró sueño de llegar a EE. UU. a 353,679 guatemaltecos en 2021
Artículo siguienteGiammattei da su discurso y presenta una Guatemala llena de logros