En su momento autoridades del Ministerio de Comunicaciones informaron que el listado de beneficiarios tras el paso de Eta e Iota aún no era público, porque “el primer paso es que Conred determine a esos damnificados”. Foto. Presidencia.

mgarcia@lahora.com.gt

El viceministro de Vivienda del Ministerio de Comunicaciones, Carlos Armendáriz afirmó en conferencia de prensa que la reconstrucción de viviendas afectadas por las tormentas Eta e Iota “avanza”, sin embargo, el listado de beneficiarios aún no ha sido público, porque “el primer paso es que Conred determine a esos damnificados”.

Aunque ya inició una nueva temporada de lluvias, el funcionario añadió que buscan la consolidación de estos datos y que existen al menos 5 pasos que se deben agotar para la entrega de beneficios a los afectados por ambos ciclones.

Armendáriz aseguró que el primero de ellos se realizó en una de las zonas del país más afectada por las tormentas, San Cristóbal, Alta Verapaz el 8 de noviembre del 2020.

TAMBIÉN LEA: Pimentel dice que dietas están justificadas y señala “ataques políticos” de la UNE

El siguiente paso es determinar, a través de criterios de catalogación si el beneficiario es apto o no, es decir, asegurar aspectos como la certeza jurídica de la persona y la posesión de tierra sobre la cual se edificarían las viviendas.

En un tercer paso participan las autoridades territoriales, “los alcaldes nos tienen que devolver a nosotros los listados certificados garantizando que las personas sí existen y que el DPI está registrado”, como un requisito de la Contraloría General de Cuentas, explicó Armendáriz.

Posterior a la consolidación de los listados se trasladarán a las diferentes instituciones que ejecutarán los programas y por último la entrega del beneficio en dos fases, indicó el Viceministro de Vivienda.

El viceministro del CIV, Carlos Armendáriz indicó que, el listado de beneficiarios tras el paso de Eta e Iota aún no ha sido público, porque “el primer paso es que Conred determine a esos damnificados”. Foto. Presidencia.

EN LAS FASES SE ESTIMA UNA BRECHA DE 696 VIVIENDAS

Armendáriz informó que la primera fase incluye la entrega de 600 kits de materiales por el Ministerio de Desarrollo Social, de estas 50 serán construidas por el Ministerio de la Defensa Nacional. “Los materiales están valorados en poco más de Q21 mil” indicó.

Según el Viceministro, en la segunda fase serán construidas 400 casas por FOPAVI, 1,000 por el FSS y quedaría una brecha de 696 viviendas que podrían estar planificadas hasta 2022. El presupuesto proyectado, según plan entregado a Segeplan es superior a Q385 millones, señaló.

Por último, Armendáriz explicó que se propuso un traslado a 271 pobladores damnificados por las tormentas de Quejá y Sesajal a una lotificación en San Cristóbal.

El funcionario afirmó que de la visita al lugar donde serían trasladados los pobladores salieron satisfechos, sin embargo, votaron en contra de ubicarse en esa lotificación, “esto nos produce atrasos en el proyecto de reconstrucción”, justificó Armendáriz.

Manuel García
Periodista graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, reportero para el diario La Hora. Enfocado en desarrollar material periodístico del ámbito político, económico y social del país para brindar una vista objetiva de los acontecimientos que hacen noticia en el ámbito nacional.
Artículo anteriorDiputados de la UNE insisten en citar a Dignatarios por supuestas negociaciones de presupuesto
Artículo siguienteSegún el MEM, alza en combustibles se debe a “dinámica de mercado internacional”