Sin claridad contratación de personal para seguimiento a casos COVID-19

De momento se desconocen detalles de los rastreadores que el Ministerio de Salud anunció que contrataría para darle seguimiento a los contactos de casos detectados.FOTO LA HORA/AP

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

En el Acuerdo Ministerial 146-2020, publicado el 3 de junio de 2020, por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), se establece una estrategia para el rastreo de casos, lo cual implica la contratación de recurso humano para el rastreo e investigación de contactos por sectores.

El Artículo 6 de dicho acuerdo refiere al Rastreo de Contactos para Identificación de Brotes y se define como una estrategia básica en el control de la epidemia y en la contención de brotes durante la desescalada, por lo que los servicios de salud públicos y privados, deberán apoyar con información y recursos la estrategia de rastreo de contactos.

Varias personas afectadas por el COVID-19 han mencionado a La Hora que no se les ha consultado posibles contactos que podrían haber contagiado.
FOTO LA HORA/AP

Además, incluye la contratación y apoyo al recurso humano que complementará las acciones de los distritos locales en el rastreo e investigación de contactos por sectores, para lo que se estableció un mínimo de 1 rastreador por cada 5 mil habitantes. Así como la implementación de tecnología y métodos que permitan el reporte y acciones para la identificación y control de brotes de infección.

Con más de 26 mil casos de COVID-19 confirmados hasta el 8 de julio, y más de 30 días después de la publicación del Acuerdo, estas contrataciones aún no se concretan, según información del Ministerio de Salud.

La Hora consultó con la cartera de Salud sobre el proceso de contratación de los rastreadores, a lo que respondieron que, “se van a contratar, ya se está trabajando desde el viceministerio de atención primaria el proyecto para el seguimiento de casos en hospitales y los ambulatorios que son enviados a su casa”, detallaron.

Sin embargo, al cierre de esta nota, no indicaron cuántas personas serán contratadas, cuándo será lanzada la convocatoria, ni el perfil que deben tener los rastreadores.

LEA: Evitar incremento de casos en el interior supone un nuevo reto

SIN SEGUIMIENTO

La Hora ha constatado varios casos tanto en el sector público como privado, en los cuales no se da seguimiento a las personas que dan positivo a la prueba de COVID-19.

Uno de ellos mencionó, que al resultar su prueba positiva no le fue consultado con quiénes había estado en los últimos días o si sus familiares presentaban síntomas de coronavirus. Similares testimonios similares ha conocido esta redacción durante las diferentes etapas de la pandemia en el país.

El seguimiento a los contactos de los pacientes con COVID-19, resulta vital. Foto La Hora

K. SLOWING: SI NO SE AGILIZA RASTREO DE CASOS SITUACIÓN DEL PAÍS PODRÍA AGRAVARSE

La analista independiente y médica especialista en Salud, Karin Slowing manifestó que, si el Ministerio no tiene la capacidad de hacer el rastreo de los casos ni las pruebas para hacer los test, la situación podría salirse de control, por lo que agilizar ambos temas son prioritarios para la contención de la pandemia.

Slowing agregó, que, si no se agiliza la contratación de los rastreadores de contactos, la situación del país podría agravarse y prolongarse ya que no se está controlando la transmisión del virus.

“El Propósito del Rastreo es identificar más rápidamente a los enfermos y a los contagiados para poder aislarlos y romper la cadena de transmisión, por lo que es una medida urgente desde hace muchos meses”, dijo.

Agregó que en este momento la situación será más complicada debido a la cantidad de casos registrados y porque se ha aumentado la transmisión comunitaria del virus.

A decir de Slowing, hay tres aspectos indispensables que deben implementarse para contener la expansión del virus, el primero de ellos es que se armen los equipos de rastreo a nivel de los departamentos, “sino el semáforo no les va a funcionar, porque es una herramienta y no estrategia, con qué datos van a construir el semáforo, porque los datos que ahorita tenemos son cuestionables, el semáforo dará una imagen que no está clara y poco precisa”, dijo.

Otro factor considerado por Slowing es la aplicación masiva de pruebas y la identificación y aislamiento de casos y contagios a nivel comunitario para romper la cadena de transmisión. Asimismo, precisó que reabrir la economía debería depender del rastreo y contención de la pandemia y no al contrario.

LEA: Informe: 687 trabajadores de salud se han contagiado de COVID-19 y 9 han fallecido

FUNDESA: RECURSO HUMANO DEBE IR DE LA MANO CON LA TECNOLOGÍA

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa), reiteró la importancia de implementar un sistema de trazabilidad de los casos, que permita controlar a los pacientes positivos y a sus contactos.

“Lo que hemos hablado tanto con las autoridades de Salud y con la Coprecovid, es la importancia de contar con un sistema de tecnología que ayude en la trazabilidad de casos y hay varios proveedores que ofrecen estos servicios. Pero lo importante es que cubra un sistema en donde la persona pueda ser identificada, para que guarde la cuarentena o si tuvo contacto con alguna persona que pudo haber estado contagiada”, dijo.

Además, indicó que las herramientas, si se logran conectar con los sistemas de salud, ayudaría para dar seguimiento a los pacientes de manera remota a través de un teléfono celular u otras herramientas tecnológicas.

Respecto a los rastreadores, comentó que tiene que ir de la mano el recurso humano con el tecnológico, para hacer un proceso integral, “una parte es el recurso humano, pero lo más importante es el recurso tecnológico y la programación que se utilice porque hace lo hace mucho más eficiente, el tener sistemas integrados que desde un interfaz que se conecte a teléfonos celulares, las personas puedan dar un mejor seguimiento a los pacientes y que a través de estas, se pueda buscar a los contactos de estas personas y hacerles la prueba”, dijo.

Además, destacó la importancia de llegar a las 5 mil pruebas diarias entre el sistema de salud pública y privada, para tener un mejor control de la expansión de la enfermedad.

“Lo más crítico ahora es que el Ministerio de Salud logra aumentar el número de pruebas a por lo menos 3 mil diarias y que, entre el IGSS y los laboratorios privados, se pueda tener como mínimo 2 mil pruebas diarias. Si eso se logra, será mucho más fácil tamizar a cuánta gente se le está llegando pasa saber qué porcentaje de positividad hay y saber a quiénes más se debe monitorear con un sistema de ese tipo”, agregó.

También destacó que el tema de los rastreadores, será más funcional en las áreas rurales del país, ya que, en las áreas urbanas, es más fácil realizarlo con recursos tecnológicos.

LEA: PDH: Pacientes en H. Roosevelt han esperado hasta cuatro días por una cama

¿CÓMO TRABAJA EL MINISTERIO DE SALUD ACTUALMENTE?

Se consultó al Ministerio de Salud cómo realizan actualmente el proceso de rastreo de los casos positivos, a lo que respondieron que se realiza la vigilancia epidemiológica de cada caso en particular y el seguimiento a los casos con los que habría tenido contacto directo, por medio de cada una de las aéreas de salud.

“El protocolo indica que las pruebas se realizan a contactos con síntomas. Si es paciente del IGSS y es hospitalizado y el Seguro Social lo reporta como propio, si regresan asintomáticos el MSPAS le da seguimiento a través de vigilancia epidemiológica”, dijeron.

Asimismo, aseguraron que, las personas con las que ha tenido contacto, igual en el caso de los hospitales privados, los cubren las áreas de salud a través de cada centro; sin embargo, destacaron que, para ello es importante reporten todos los casos positivos al MSPAS.

Sin embargo, a pesar de la explicación del Ministerio de Salud, como el relato mencionado en este reportaje y otros que ha llegado a esta redacción, el protocolo no se ha cumplido, ya que no se ha dado seguimiento a sus posibles contactos para determinar si hay más contagios.