La sesión no duró más de 20 minutos. Foto La Hora/Congreso

Con dos horas de retraso y 84 diputados marcados inició la primera sesión extraordinaria del segundo período ordinario, pero duró 10 minutos y se levantó por falta de quórum.

Se tenía previsto continuar con la interpelación al ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel y el juicio político contra Felipe Aguilar Marroquín, ministro de Cultura y Deportes, así como los cuestionamientos a Javier Maldonado, ministro de Comunicaciones.

El diputado Edwin Lux, del bloque de la Unidad Nacional de la Esperanza, tomó la palabra y resaltó que “se terminó la última oportunidad que su servidor tuvo para interpelar al señor ministro de Energía y Minas” y advirtió que “una vez más están protegiendo al Ministro”. Lux expresó su indignación ante “una práctica nefasta”.

Posteriormente se colocó el tablero electrónico en cero y se solicitó a los diputados presentes en el hemiciclo marcarse de nuevo, lo que dio como resultado 35 diputados presentes y 84 ausentes, por lo que se levantó la sesión.

Además, se contemplaba conocer el informe circunstanciado del antejuicio promovido en contra del magistrado de la Corte de Constitucionalidad, Francisco de Mata Vela y con la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Para mañana la cita parlamentaria será a las 10:00 horas y se tiene previsto conocer la solicitud de la interpelación al ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo y avanzar en segundo debate el proyecto de aerómetro.

 

En tercer debate tienen contemplado conocer las reformas a la Ley de la Carrera Judicial, así como la continuación de la elección de magistrados.

Sara Solórzano
Periodista profesional egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, futura abogada y notaria. El centro de mi vida es Dios. Comprometida con la verdad y la justicia. Amante del buen café
Artículo anteriorCIG: Elección nominal de diputados es un paso importante para la democracia
Artículo siguienteÓmicron: E. Asturias recomienda a Salud reducir tiempo de prueba COVID-19