BANCO CENTRAL EUROPEO SUFRE PRESIONES

Sigue cayendo el euro

Por PAN PYLAS,
LONDRES
Agencia AP

El banco, que supervisa la política monetaria de los 18 países que usan el euro, sufre presiones para tomar medidas de ayuda a la economía europea en su reunión del jueves, con el fin de alcanzar sus metas inflacionarias.

Las expectativas crecientes de que dará a conocer un programa para inyectar fondos frescos en la economía pesan sobre el euro desde hace semanas. La perspectiva de aumento del circulante tiende a diluir el valor de una moneda. Hoy, el euro bajó a 1,3110 por dólar, su nivel más bajo desde el 1,3103 registrado el 6 de septiembre de 2013.

Aunque la crisis existencial que acechaba la eurozona disminuyó desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, prometió en 2012 hacer “lo que fuera necesario” para salvar el euro, la recuperación económica ha sido leve.

En el segundo trimestre la recuperación se detuvo totalmente y la eurozona registró crecimiento cero, debido sobre todo a los problemas en Alemania, Italia y Francia, las economías más grandes. Aunque se atribuye la desaceleración en gran medida a la crisis en Ucrania y su repercusión en Alemania al atentar contra la confianza de los inversionistas, es evidente que el impulso económico subyacente se está perdiendo. La eurozona enfrenta la perspectiva de una triple recesión, un hecho sin precedentes.

La perspectiva negativa se ha acentuado con una brusca caída de la inflación. En agosto, los precios registraron un aumento de apenas 0.3% con respecto al año anterior, muy por debajo de la meta del BCE, de poco menos del 2%. Se teme que haya deflación, una caída de los precios que puede sofocar el crecimiento en la medida que los consumidores demoran los gastos con la esperanza de obtener mejores precios más adelante y las empresas desisten de innovar.