Ser lambiscón y usado, frustra

Pedro Pablo Marroquín

pmarroquin@lahora.com.gt

Esposo, papá, abogado y periodista. ¡Si usted siempre ha querido un mejor país, este es su momento de actuar!

post author

Pedro Pablo Marroquín Pérez
pmarroquin@lahora.com.gt
@ppmp82

No es la primera vez que quien dirige los destinos de este país se ensaña con La Hora, solo que esta vez amplió el espectro mencionando a “toda la familia” y anunció que arremeterán contra nosotros. Ya nos han hecho ese ofrecimiento antes y siempre hemos estado prestos y dispuestos porque sabemos que no claudicaremos en nuestro afán de cambiar un sistema podrido del que Morales es su principal defensor.

Lo que le arde al Presidente es que aquí no nos hemos olvidado de sus maniobras pro impunidad, que entendimos que se envalentonó por el apoyo de Donald Trump para socavar la lucha contra la corrupción y que eso lo hizo perder el norte y pensó que los americanos le iban hasta perdonar que compartiera una deliciosa gallina con loroco con agentes de la DEA que se hicieron pasar por el Cártel de Sinaloa.

Pero la verdad es que, más que nosotros no nos olvidemos, lo que le arde a Morales es que ha sido lambiscón con Trump y tildado de inútil; ha sido usado por los poderosos de este país y encima de todo tratado con desprecio; se ha puesto al servicio de las causas de impunidad pero aun así sigue siendo visto como un pobre ignorante que no supo entender que lo del 2015 le quedaba muy grande y eso lo sabe él, lo sabemos nosotros y miles más.

Y por eso es que yo entiendo “el calor” de un hombre cuya principal meta y legado desea ser lograr una impunidad dura y segura porque la necesita como un migrante necesita agua en el desierto. Es tanta la necesidad, que no le importó hacer tan evidente que el argumento de la “soberanía” solo aplicaba para expulsar al que lo investigó a él y a su familia, pero cuando de buscar impunidad se trataba, eso de “soberanía” dejó de ser importante.

Para bien o para mal, no es la primera ni será la última vez que los abusadores del poder cargan contra nosotros u otros miembros de la prensa que buscan hacer una fiscalización responsable. No dude que hoy somos nosotros, pero mañana serán otros y pasado puede ser usted, que sin ejercer el periodismo pero haciendo uso de sus derechos, puede ser objeto de amenazas por demandar rendición de cuentas.

Siempre me dio risa cómo, incluidos los netcenters afines al Gobierno, nos decían que si tanto escribíamos, mi papá o yo nos metiéramos a política y cuando mi progenitor sopesó la alternativa, resultó que esos mismos decían que no era ético meterse a política. Eran tan iguales los comentarios a lo que ayer dijo el mandatario, que pareciera como que Morales hubiera escrito los tuits del net.

Pero no se altere Presidente, el día que mi papá o yo deseemos estar en política lo comunicaremos. Lo que sí le aseguro es que lo haremos tal y como lo ha hecho mi padre en el pasado, sin sucumbir como usted a los fantasmas del financiamiento, extremo que le tiene una cita pactada con la justicia (otra cosa que anda viendo con qué ilegalidad se quita).

Destaco el hecho de que usted deba recurrir a mentiras para atacarnos, mientras nosotros, diciendo la verdad, seguiremos pintándolo de cuerpo entero por lo que ha hecho, por lo que hace y lastimosamente por lo que hará para buscar impunidad.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorNo es premonición, es democracia
Artículo siguienteInequidad y migración