PRESIDENCIA, PGN Y SBS DEBEN ASUMIR RESPONSABILIDAD

Señalan negligencia de funcionarios por no accionar ante denuncias

POR KIMBERLY LÓPEZ
klopez@lahora.com.gt

Analistas y defensores de derechos humanos condenaron la negligencia del Estado y funcionarios respecto a los acontecimientos sucedidos ayer que dieron como resultado la muerte de 33 niñas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. La Presidencia, la Procuraduría General de la Nación (PGN) y la Secretaría de Bienestar Social (SBS) son entidades responsables de los sucesos, por no haber atendido las denuncias presentadas en su momento sobre abusos de todo tipo a las y los menores de edad, indicaron.

Ayer en una rueda de prensa, la PGN, la SBS y el portavoz presidencial, Heinz Hiemann, brindaron declaraciones en las que responsabilizaron a los órganos jurisdiccionales de justicia no haber evitado el siniestro. Asimismo, en el comunicado oficial del Gobierno y el mensaje del presidente Jimmy Morales en un mensaje audiovisual responsabilizaron a dichos entes de lo sucedido.

Sin embargo, la protección de menores, la garantía de los derechos humanos y la eficiencia de la SBS son funciones a las que estas instituciones no respondieron, pese a que existían denuncias e indicios de anomalías y abusos dentro del lugar, aseguraron analistas.

Según Mario Polanco, del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), a todas luces el suceso refleja ineficiencia de parte de varios funcionarios por lo que deberían plantearse acciones penales y deducir responsabilidades contra los funcionarios involucrados. A Polanco le parece una irresponsabilidad que el titular de la SBS haya aseverado que se trató de una especie de suicidio pues ayer dijo que fueron las víctimas quienes incendiaron unas colchonetas.

El Presidente una vez más se equivocó por no dar la cara y tomar responsabilidad, indicó.

ROSAL: NEGLIGENCIA ES EVIDENTE

En tanto el politólogo Renzo Rosal dijo que la negligencia es evidente a nivel de Estado y lamentó la postura del Ejecutivo de trasladar las responsabilidad a instancias del Organismo Judicial (OJ) en vez de asumir la propia y tomar acciones contundentes al respecto.

“El Ejecutivo, que es la institución que tiene que atender a niños, infantes, adolescentes, hoy el foco se centra en la SBS, pero en general todas son instituciones muy débiles y ni siquiera figuran entre las prioridades de Gobierno”, dijo.

Hasta ahora, el titular de la SBS se mantiene en el cargo y según declaraciones del portavoz, Heinz Hiemann, se deben esperar primero los resultados de las investigaciones antes de tomar alguna decisión de destituir al funcionario.

Jorge Santos, especialista en la defensa de derechos humanos, enfatizó en que se trató de sucesos que pudieron evitarse de haber prestado atención a las advertencias, denuncias y publicaciones de medios de comunicación sobre los abusos que se dan en el lugar.

“De no tomarse acciones estamos a las puertas de que hechos similares puedan darse en el camino, lo ocurrido ayer es una gota que derrama el vaso y que debe de implicar acciones concretas y contundentes de parte de las autoridades”, sentenció.