CAMPESINOS

Señalan falta de capacidad para solucionar conflicto de tierras

POR ACISCLO URIZAR
aurizar@lahora.com.gt

Catalino Monzón, miembro del Consejo de Política de la Reforma Agraria indicó que, como organizaciones campesinas realizan análisis respecto a las políticas, para determinar si estas favorecen al campesinado o no.

“Desde este foro podemos hacer una contrapropuesta si vemos que algunas cosas no coinciden con la realidad que se vive en el campo. Ese es nuestro objetivo principal”, dijo el activista.

Por otra parte manifestó su inconformidad con los procedimientos que deben hacerse para poder tener acceso a la tierra, los cuales califica de dificultosos y tardados.

“El tema agrario aquí en Guatemala es un tema muy complejo, realmente no existen mecanismos ágiles para el acceso a la tierra… es un procedimiento muy lento. Vamos a presentarle nuestra propuesta al Fondo de Tierra para ver cómo podemos agilizar esto”, refirió.

El entrevistado añadió que existen ciertos programas de asistencia técnica que brinda el gobierno a través de las entidades correspondientes que no son acordes a la realidad del campo.

A criterio de Monzón debe hacerse un estudio previo de acuerdo a las necesidades de los habitantes del área rural, para evitar que se implementen proyectos de asistencia cuya intención es buena, pero al final no obtienen los resultados esperados en materia productiva, precisamente por no contar con el análisis respectivo.

“Algunas veces las autoridades de gobierno manifiestan no contar con la capacidad económica necesaria para resolver el problema de la tierra. Aunque no todo es negativo, porque está establecida la política 25-75, quiere decir que en la compra de una finca el 75% del costo de la misma corre a cuenta del gobierno y el resto a cuenta del interesado”, finalizó.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorConocen pruebas de descargo
Artículo siguienteMujeres rurales enfrentan racismo y discriminación