El ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero. En una citación autoridades de esa cartera con diputados de la UNE se dio a conocer lo sucedido. Foto: José Castro/archivo

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

Tras los señalamientos de los diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) durante una citación, de que el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) hizo transferencias de Q1 mil del bono a la economía informal a cuentas monetarias de personas fallecidas, la cartera emitió un comunicado de prensa en el que indica que al hacer una revisión se constató que no se acreditaron estos fondos.

“Ante la información que circula sobre la acreditación a personas fallecidas en el programa de asistencia económica temporal para personas afectadas por el COVID-19, Bono a la Economía Informal, hacemos de conocimiento público que se realizó la búsqueda y cotejo en los archivos enviados al banco emisor de los nombres completos y códigos únicos de identificación de las siguientes personas”, indica.

Las personas fallecidas a las que supuestamente se acreditaron los fondos son: José Macario Sicaj, con el número de DPI 2390240871406; Tomasa Morales Martin, 2280320751406; Rossana Dinora De León De León, 2353261781201; Elida Erica Fuentes Méndez, 1940312171202; Cipriano Cosme López Pojoy, 1683578441201; Carlos Donay Sarceño, 1838440252212; Concepción Ramírez, 1639438772214 y Tomas Cipriano Tzoc, 24515352271402.

“Luego de Verificar la información confirmamos que no fue acreditado el bono a las cuentas de las personas antes descritas, es importante hacer mención que previo a realizar el pago los listados se someten a un proceso de validación y depuración, para dar transparencia al programa y evitar duplicidad de beneficiarios”, concluye el comunicado.

En la citación de ayer, el director del Fondo de Desarrollo Social (Fodes), Marín Leal, confirmó a los diputados de la UNE que se hizo el pago a 7 personas fallecidas, sin embargo, este día en el comunicado el Mides descartó esta situación.

Hedy Quino Tzoc
Periodista profesional. En mi vida prevalece Dios, mi familia y la justicia. Creo en los Derechos Humanos y en que Guatemala sí hubo genocidio.Estoy convencida en que atacando la corrupción el país podría salir de sus problemas estructurales, como la pobreza extrema.
Artículo anteriorEn el segundo aniversario de la gestión de Consuelo Porras, el MP expresa avances
Artículo siguienteMEM: Alrededor de 200 estaciones expenderán combustible a prestadores de servicios