Icefi: Lucha contra la corrupción no genera inestabilidad

Según Fitch Ratings; tensión política tendrá efectos negativos en el país

Las tensiones políticas en Guatemala de acuerdo con la firma calificadora Fitch Ratings, ocasionadas por las acciones emprendidas por el presidente Jimmy Morales, en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al no renovar su mandato y desconocer a su Comisionado, tendrán un impacto negativo en el país que afectaría la confianza de instituciones, así como el crecimiento e ingresos fiscales.

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

De acuerdo con la empresa calificadora, el entorno político de Guatemala ha sido tenso desde 2015, cuando ocurrieron las protestas en contra de la corrupción que llevaron  a la renuncia del expresidente Otto Pérez Molina y de la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Por ello, expresaron que es probable que las tensiones políticas intensificadas y la incertidumbre política perjudiquen las perspectivas de crecimiento económico que en 2017 mostraron una desaceleración a causa de varios factores.

“Un mayor riesgo político significará que los intentos para resolver algunas de las limitantes fiscales crediticias del país serán limitados. Es probable que los ingresos bajos del gobierno permanezcan como una debilidad crediticia clave, dado que se estima que el ingreso total del gobierno disminuya a 10.3% del PIB”, afirmó.

SI LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN RECIBIERA APOYO, LA CALIFICACIÓN DE PAÍS MEJORARÍA

En ese sentido, Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explicó que si la lucha contra la corrupción e impunidad se profundizara, continuara y recibiera apoyo del Gobierno, sería posible que la calificación de riesgo país mejore.

Barrientos destacó que no es la lucha anticorrupción la que genera inestabilidad, sino más bien el conflicto que generó el Gobierno en contra de entidades como CICIG que lideran ese objetivo junto al Ministerio Público (MP).

“El gran atractivo y potencial que Guatemala podría tener ahora con los inversionistas es que el país desde 2015 está llevando a cabo una lucha efectiva en contra de la corrupción e impunidad, pero lamentablemente  el Gobierno no la está apoyando y lo que es peor la está atacando”, dijo.

Asimismo, añadió que desde Icefi comparten la misma perspectiva que manifestó Fitch Ratings, porque consideran que la actitud del Gobierno, desde ya puede estar generando efectos negativos.

“El Icefi lo dice y también las agencias calificadoras de riesgo lo están diciendo, que estas actitudes del Gobierno de Jimmy Morales, van a tener consecuencias, incluso del tipo económico”, aseguró.