DE MOMENTO, VIAJES DESDE EE. UU. POR CORONAVIRUS, NO ESTÁN SUSPENDIDOS

Según Brolo, suspensión de envío de retornados dependerá de protocolos del MSPAS

Foto: La Hora/Archivo

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

Luego de arribar en un vuelo a la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), en donde viajó con 37 guatemaltecos retornados y 28 centroamericanos bajo el Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), el Canciller Pedro Brolo, explicó que, de momento no puede descartarse ni confirmarse que se solicite en algún momento la suspensión del traslado de migrantes retornados al país, ya que la medida depende de los protocolos que establezca el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), que es el ente rector del protocolo de gestión del Gobierno por el tema del coronavirus.

Según explicó Brolo, de momento el MSPAS no ha limitado la llegada de vuelos de Estados Unidos al país; no obstante, durante el viaje realizado a Texas, pudo observar el protocolo utilizado por los estadounidenses para evitar que personas con síntomas sean trasladadas a Guatemala.

“Nosotros durante el viaje, tuvimos la oportunidad de observar los procedimientos que están utilizando para trasladar y verificar que las personas que son trasladadas no cuenten con síntomas o que estén enfermos con coronavirus”, señaló el Canciller.

De acuerdo con Brolo, se están realizando tres procedimientos previos a viajar y a su arribo a Guatemala, es el MSPAS, el encargado de realizar el procedimiento correspondiente.

En ese sentido, Marlen Piñeiro, oficial de la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés), detalló que previo a la deportación, las autoridades realizan un procedimiento médico que incluye un chequeo regular y a partir de ayer se implementaron dos procedimientos más, dentro de los que se incluye, tomar la temperatura de los retornados en el momento previo a abordar el avión.

“Nosotros en el manifiesto inicial teníamos contempladas 71 personas pero solamente viajaron 66 porque varios de ellos en el Centro de Atención determinaron que no debían viajar”, explicó Piñeiro.