El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Álvaro Arzú se refirió sobre un grupo de veteranos militares retirados. Foto La Hora/archivo

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Álvaro Arzú fue consultado sobre una posible reunión con un grupo de veteranos militares retirados que se encuentran afuera de las instalaciones del Congreso y bloquearon este martes la 8ª avenida y 10 calle de la zona 1, como medida de presión para exigir la aprobación de la ley de dignificación económica que contempla el pago del resarcimiento de Q120,000.

Según Arzú, está a la espera que el Ministerio de la Defensa Nacional (Mindef), entregue este viernes 22 de octubre el estado de fuerza o listado de las personas que tendrían derecho a una indemnización. Esto desde 1960 hasta que terminó el conflicto armado. “Ya puedo empezar a trabajar el dictamen dentro de la comisión porque ya sabríamos cuántas exactamente son las personas que podrían ser beneficiadas con esta indemnización”, indicó Arzú.

Además, Arzú detalló que ha sido “muy claro” desde el primer día que se reunió con ellos, en donde manifestó estar de acuerdo con lo que están solicitando, aunque no avala los montos ni las acciones emprendidas por los veteranos. “No estoy de acuerdo con el monto y se los hice saber, pero estoy más en desacuerdo con las acciones que están tomando algunos grupos”, dijo.

 

EL PROYECTO DE LEY

Los inconformes exigen al Congreso de la República la aprobación de la iniciativa 5664, denominada ley de dignificación económica por la prestación de servicio militar durante el Conflicto Armado Interno.

Dicho proyecto de ley fue impulsado por la exdiputada Ana Victoria Hernández y el diputado Felipe Alejos, ambos del partido TODOS. Se presentó a Dirección Legislativa el 29 de noviembre del 2019.

La iniciativa contempla que cada persona recibirá Q30 mil cada año para sumar un total de Q120 mil. El beneficio también podrán cobrarlo los familiares del militar fallecido. No obstante, los recursos tendrán que ser asignados al Ministerio de la Defensa.

Sara Solórzano
Periodista profesional egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, futura abogada y notaria. El centro de mi vida es Dios. Comprometida con la verdad y la justicia. Amante del buen café
Artículo anteriorUno de cada cinco jugadores de la Premier no se ha vacunado
Artículo siguienteGiammattei: Hay vacunas, personal y congeladores, pero hacen falta “brazos para vacunar”