Se mantiene tregua en Gaza mientras partes siguen diálogo en Egipto

Tel Aviv/Gaza,
Agencia dpa

El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, advirtió que si no se alcanza un acuerdo para mañana, la tregua deberá ser extendida o se reanudarán los combates. «La operación ‘Margen Protector’ aún no finalizó», avisó Yaalon.

«Lo estoy advirtiendo otra vez, no sé si habremos alcanzado un acuerdo para el miércoles a la medianoche. No sé si necesitaremos extender las negociaciones. Es posible que los combates estallen otra vez», fue citado en una declaración difundida por su cartera.

En El Cairo, Israel y los palestinos continuaban las negociaciones indirectas bajo mediación egipcia. El movimiento islamista Hamas anunció entretanto que no pretende que se amplíe la tregua que acaba en la medianoche de mañana.

Musa Abu Marsuk, negociador jefe de Hamas en la delegación palestina, habló en su página de Facebook de «difíciles negociaciones». «Esta es la segunda y última tregua», indicó. La delegación palestina tiene que honrar las esperanzas de su pueblo, subrayó.

En tanto, el jefe de la delegación palestina, Asam al Ahmed, dijo a la edición online del diario «Times of Israel» que hay avances en las tratativas. De todas maneras, continúa siendo «grande la brecha». En forma similar fue citado un funcionario de gobierno en Jerusalén por la radio israelí.

Los medios israelíes señalan hoy que Israel habría aceptado que las fuerzas de seguridad del presidente palestino, Mahmud Abbas, participen en los controles de dos pasos fronterizos entre la Franja de Gaza e Israel y otro con Egipto.

Al Ahmed indicó que la Autoridad Nacional Palestina está dispuesta y en condiciones de hacerlo. El dominio de Hamas ya finalizó, agregó Al Ahmed al «Times of Israel».

Israel también habría dicho que está dispuesto a aprobar la transferencia de los sueldos a los empleados de Hamas, que gobierna en la Franja. Observadores independientes se ocuparían de garantizar que esos medios no son usados para objetivos terroristas.

Pero el ministro de Economía Naftali Bennett, del partido La Casa Judía, condenó en duros términos esa iniciativa. «Digamos la verdad, el dinero irá a terroristas que cavan (túneles) debajo de nosotros, construyen cohetes y nos disparan», aseveró el ministro en su página de Facebook.

Observadores internacionales también supervisarán la entrada del material de construcción al enclave, para evitar que se use con fines militares. La radio israelí señaló que se ampliará además la franja de pesca autorizada en el Mediterráneo de seis a nueve millas marinas. La construcción de un puerto y un aeropuerto, como exigen los palestinos, quedaría para más adelante.

Por su parte, Hamas, que controla la Franja de Gaza, acusó a Israel de haber violado la tregua, según informó hoy el canal televisivo Al Aksa, que pertenece a esa organización palestina.

Testigos dijeron a la emisora que barcos israelíes habían efectuado disparos contra un tramo de la costa en el sur de la Franja de Gaza. Como el área atacada está deshabitada, los disparos israelíes no causaron víctimas.

Una portavoz militar israelí dijo que los tiros de advertencia apuntaron al aire después de que una lancha palestina violara restricciones en las aguas controladas por Israel frente a la Franja.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanayahu, mantuvo reuniones separadas con los jefes de los partidos de coalición, en lo que fue interpretado por algunos observadores como una señal de que estaba buscando apoyo para que tome cuerpo un acuerdo tentativo.

Sin embargo, canceló una sesión de su gabinete de seguridad prevista para este martes, ya que funcionarios indicaron que no hubo progresos en El Cairo.