Saudi Aramco sale a la bolsa, gana 10% y alcanza US$1.8 billones

Tanques de almacenamiento en la planta Jiddah Norte, perteneciente a la petrolera Aramco, en Jiddah, Arabia Saudí. Foto la hora: Amr Nabil/Ap.

Por AYA BATRAWY
RIAD, Arabia Saudí
Agencia (AP)

La petrolera estatal saudí Aramco debutó en la bolsa hoy y ganó un 10% en sus primeros instantes en el mercado, en un dramático estreno que elevó su valor a 1.88 billones de dólares, más que cualquier otra cotizada en el mundo.

La empresa empezó a cotizar a las 10:30 horas en la bolsa Tadawul de Riad tras una masiva oferta pública inicial de 25,600 millones de dólares, la más grande de la historia.

Aramco, de propiedad estatal, vendió una participación del 1.5%, valorando sus acciones en 32 riales saudíes por título, el equivalente a 8.53 dólares, antes de salir oficialmente a la bolsa.

En una subasta previa a la apertura de los mercados, las acciones de Saudi Aramco alcanzaron los 35,2 riales (9,39 dólares) por acción. Esto supone un alza del 10%, con la que alcanzó el tope diario de oscilación de los títulos permitido por la bolsa de Tadawul.

A ese precio, Aramco es la compañía cotizada con más valor del mundo, por delante de Microsoft o Apple. Además, su valor es superior al de las cinco principales petroleras Exxon Mobil, Total, Royal Dutch Shell, Chevron y BP combinadas.

Aramco está vendiendo el 0.5% de sus acciones a inversionistas particulares, la mayoría de los cuales son ciudadanos saudíes, y el 1% restante a inversionistas institucionales, que o bien son saudíes o están asentados en el Golfo Pérsico.

Solo ciudadanos saudíes, residentes en el país o ciudadanos de estados de Golfo Pérsico pueden comprar acciones de la petrolera a título personal.

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, tiene previsto emplear los fondos recaudados con la venta de una parte de la joya de la corona del reino para diversificar la economía y financiar grandes proyectos nacionales que creen empleo para los millones de jóvenes saudíes que se incorporan al mercado laboral.

Inicialmente, bin Salman aspiraba a una valoración de unos 2 billones de dólares para Aramco y a la venta de un 5% de la empresa en un mercado internacional además de en el saudí lo que habría supuesto una recaudación de 100,000 millones de dólares.

En cambio, posibles compradores fuera de Arabia Saudi consideraban que la valoración de 2 billones era demasiado elevada. Con las ganancias cosechadas en Tadawul y un fuerte apoyo local, la petrolera podría alcanzar esa cifra en las operaciones en la bolsa.

Para animar a los ciudadanos saudíes a comprar y mantener los títulos de Aramco, la empresa anunció que pagará un dividendo de al menos 75,000 millones de dólares en 2020. Los inversionistas particulares que conserven sus acciones durante seis meses desde el primer día de cotización pueden recibir hasta 100 participaciones extra, o una por cada 10 que mantengan.

La empresa tiene el derecho exclusivo para explotar y vender las reservas de energía del reino. Se fundó en 1933 con la estadounidense Standard Oil, y el estado saudí se hizo con su plena propiedad en 1980.