Juan Francisco Sandoval denunció los hechos por medio de un comunicado. Foto: La Hora/José Orozco.

Esta mañana se llevó a cabo una mesa redonda de diálogo sobre las vías a tomar frente a la lucha contra la corrupción a nivel global. En el encuentro, organizado por la directora de USAID, Samantha Power, se incluyó a Juan Francisco Sandoval, quien describió la importancia de tomar en cuenta las demandas de la ciudadanía en esta lucha debido al impacto de ese flagelo en los guatemaltecos y fortalecer las instituciones independientes.

Juan Francisco Sandoval, extitular de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) describió en su intervención que parte de la lucha contra la corrupción en Guatemala ha sido impulsada por la ciudadanía. “Muchas veces la comunidad internacional trata de adaptarse al gobierno de turno y no proponen cambios, de hecho, las reformas emergentes han venido de la sociedad civil, por eso es importante exigir la rendición de cuentas”, dijo.

Para el exfiscal es importante reconocer este rol y apoyar a las personas individuales que luchan activamente contra el flagelo. “Es importante valorar a los individuos que luchan contra la corrupción y ayudarlos a mantenerse en esa lucha”, aseguró.

Por otro lado, enfatizó que no solo se trata de proponer soluciones desde los grandes poderes, sino de considerar las demandas de la ciudadanía y crear una plataforma para estas exigencias. “Todo esto está relacionado con las demandas de la sociedad con el fin de tener compromisos, crear acuerdos. No se trata solo de presentar soluciones, sino de apoyar a los países comprometidos con esta lucha”, sostuvo.

Aunque admitió que aún existe una cultura silenciosa en el país, donde muchas personas prefieren no intervenir en estas denuncias por miedo a las posibles represalias, “pero hay que hacer algo porque hay que continuar”.

SE DEBE FORTALECER LA INSTITUCIONALIDAD

En esta línea, opinó que una forma de luchas contra la corrupción es a través del fortalecimiento de las instituciones, pues una institución débil no solo impacta negativamente a los habitantes, también abre las puertas a la impunidad.

Para cumplir con lo anterior, propuso apoyar a las entidades independientes de investigación, ya que pueden contribuir a la rendición de cuentas de los gobiernos.

FIJAR LA MIRA EN LOS PROCESOS CUESTIONABLES

En su ponencia, Sandoval también detalló que Guatemala ha sido susceptible a procesos cuestionables desde la fase de elecciones generales. “La experiencia en mi país es que los gobiernos han sido electos como resultado de procesos electorales basados en prácticas cuestionables, lo cual, usualmente, les ha dado acceso a fondos que vienen del narcotráfico, corrupción y otras formas”, refirió.

Además de ello, planteó que estas malas prácticas conllevan un impacto financiero que termina afectando a los ciudadanos, no quienes cometen el delito. “Hay un impacto financiero con el cual no podemos lidiar. Podemos ver lo que pasa en Guatemala y en Nicaragua, no hay sostenibilidad económica para la sociedad mientras prevalezca la impunidad y corrupción en estos sistemas”, agregó.


NO SE PUEDE TAPAR EL SOL CON UN DEDO

Si bien el panorama del país es desfavorable en estos momentos, para el exfiscal es necesario buscar vías para crear las reformas necesarias. “No se puede tapar el sol con un dedo”, aseguró, “pero la corrupción, la impunidad, los funcionarios corruptos siempre buscarán la forma. Hay que entender que, si se quiere tener una lucha sostenible contra la corrupción, necesitamos estar conscientes del precio que cada uno está pagando”, indicó.

En ese sentido, destacó que valdría la pena colaborar con la comunidad internacional, además de publicar reportes anuales señalando directamente a los funcionarios y empresas que socavan la democracia de la nación.

Y como último punto quiso solicitar a los ciudadanos que no dejen de alzar su voz y denunciar la corrupción e impunidad. “Hay que denunciar la corrupción sistemática en el Estado desde los medios y en las plazas”, aseveró.

USAID Y EL DEPARTAMENTO DE ESTADO RECONOCEN LA LABOR

Como organizadora de la mesa de diálogo, Samantha Power, directora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés) mencionó que la labor de Sandoval como fiscal fue de gran utilidad en el país; sin embargo, al ser retirado del cargo, el alcance de la lucha contra la corrupción disminuyó de cierta manera.

Agregó que el enlace entre estos actores democráticos y la sociedad es importante, pero muchas veces las estructuras criminales buscan eliminar estas relaciones, pues representan un peligro para continuar con la corrupción.

“Cuando a gente como usted se le impide su trabajo, se vuelve imposible sostener ese pilar que permite que exista el estado de derecho y la independencia de los actores de justicia. Esperamos que vengan mejores días cuando regrese a sus funciones, pero, por ahora, gracias por inspirar a mucha gente en el mundo”, dijo al exfiscal.

Por otro lado, Uzra Zeya del Departamento de Estado indicó que una de las medidas contra la corrupción debe ser imponer sanciones más rigurosas para los actores corruptos; un ejemplo de ello mencionó, fue la adhesión de la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, a la Lista Engel. En ese sentido, reconoció los esfuerzos de Juan Francisco Sandoval durante sus funciones en Guatemala.

“Tengo que señalar los esfuerzos de Juan Francisco. Hay que notar que, hasta hoy, Estados Unidos ha designado a aproximadamente 60 actores antidemocráticos, incluyendo a la actual fiscal general de Guatemala, quien ha demostrado acciones para socavar este esfuerzo -de Sandoval-”.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorConsuelo Porras sigue con los cambios y nombra nueva fiscal al caso Odebrecht
Artículo siguienteTrump y Biden han sancionado a 22 individuos en los últimos tres años