El ex jefe de la FECI brindó una entrevista a un medio de comunicación de El Salvador. Foto La Hora

Tras su salida de Guatemala, la cual explicó que se trató por motivos de seguridad, el ex fiscal Especial contra la Impunidad, Juan Francisco Sandoval, brindó una entrevista al medio de comunicación salvadoreño “El Faro”. Además de ampliar lo expuesto en la conferencia de prensa ofrecida en GT, también se refirió a una entrega de dinero en efectivo al presidente Alejandro Giammattei por parte de ciudadanos rusos. Según Sandoval, este caso podría estar relacionado con la compra de vacunas Sputnik V, aunque aclaró que es información que él recibió.

El entrevistador hizo referencia a lo mencionado por Sandoval a los medios guatemaltecos, respecto a la visita de unos rusos a la casa del presidente Giammattei, a lo cual cuestionó si esto estaría relacionado al tema de las vacunas, a lo cual Sandoval respondió:

“Pudiera ser, la información que tenemos es que llegó dinero en efectivo a una casa en la zona 15 en Ciudad de Guatemala. ¿Por qué va a recibir el Presidente del Ejecutivo un dinero en efectivo de estas personas?”.

El exfiscal expuso sobre la posible relación entre esta información que, en Guatemala hay intereses mineros rusos y también está el tema de la negociación por Q614 millones (unos 81 millones de dólares) de unas vacunas que de 16 millones de dosis solo han llegado 800 mil.


“Creo que había muchas situaciones que estaban empezando a provocar demasiado escozor dentro de las autoridades de Gobierno», detalló a “El Faro”.

SOBRE OTRAS MOLESTIAS DE GIAMMATTEI

Sandoval reiteró que el presidente Giammattei estaba molesto por el hallazgo de Q123 millones el año pasado, producto de comisiones ilícitas de constructores para beneficiar a autoridades del Ministerio de Comunicación. Añadió que el enojo del gobernante pudo ser por la información que surgió, la cual podría vincular al mismo o a su pareja o algún funcionario de su administración con el dinero.

Además, cuestionó la actitud de Porras, ante el millonario hallazgo. “He visto que, en otras partes del mundo, con un hallazgo de tal magnitud, el Fiscal General se pone al frente. Pero yo estaba aislado. La información que recibí es que el gobernante estaba molesto. ¿Por qué iba a estar molesto por eso? Posteriormente, surgió cierta información que podría vincular al gobernante o a su pareja o alguien de su administración con ese dinero. No es algo que pudimos confirmar porque era dinero en efectivo, pero en esa búsqueda estábamos. Si existe ese temor o si eso generó el aumento de las tensiones, ellos sabrán si se encuentran vinculados o no con el tema”, dijo.

Respecto a que, si las investigaciones vinculaban directamente al mandatario, señaló que, por el avance de la investigación, por la información que tenían, podían apuntar. “No le puedo hablar con solidez porque, si hubiéramos tenido solidez, le estaría diciendo que la próxima semana tendrían que presentar algo. Pero una línea de investigación sí apunta hacia él”, reiteró.


También indicó que, Giammattei podría tener algo directamente en su contra, derivado de que Sandoval fue parte del equipo que investigó el caso de las ejecuciones extrajudiciales en Pavón y El Infiernito.

“El Presidente de la República como que tiene algo personal en mi contra porque en algún momento formé parte del equipo que investigó las ejecuciones extrajudiciales en el centro de detención de Pavón y en el Infiernito, donde él estuvo involucrado de alguna manera. Que haya logrado solventar su situación no implica que tengo la convicción de que fue beneficiado por algún órgano jurisdiccional, pero que yo haya desempeñado un papel en aquel momento era producto de mi función como servidor público”, enfatizó.

EL TESTIMONIO DE ALEJOS TAMBIÉN CAUSÓ INCOMODIDAD EN LA PRESIDENCIA

A decir de Sandoval, otro de los casos que pudo haber causado incomodidad en la Presidencia, fue que Gustavo Alejos, tras la publicación de su nombre en la Lista Engel, empezó a dar información a la FECI sobre el proceso de conformación de Cortes. Aseguró que Alejos, al tener conocimiento de otros privados de libertad presuntamente involucrados, sufrió atentados y denunció amenazas del ministro de Gobernación, Gendri Reyes.


“Alejos empezó a brindar información a la Fiscalía sobre el proceso de conformación de Cortes, sobre las negociaciones que hubo para conformar la directiva del Congreso para darle al oficialismo la mayoría; habló de negocios… Entonces esa declaración empezó a provocar molestia. De hecho, Alejos al tener conocimiento de otros privados de libertad que podrían estar involucrados sufrió atentados y denunció amenazas directas del Ministro de Gobernación”, señaló el exfiscal.

LA CORRUPCIÓN NO SOLO IMPLICA DINERO, TAMBIÉN IMPLICA PODER

Sandoval también remarcó a “El Faro”, que existe una relación entre Presidencia y el Ministerio Público, enfatizando que la Fiscal General es parte de un entramado corrupto del país. «No me cabe duda. Corrupto no necesariamente en el sentido de estar recibiendo dinero, pero la corrupción no implica solo recibir dinero, sino poder también», detalló.

«El Ministerio Público se ha convertido en una alfombra del Ejecutivo, la mejor empleada del Gobierno de Giammattei es Consuelo Porras y el Ministerio Público… Ninguno de los ministros de Estado es tan eficiente en su labor de protección como la Fiscal General. Entonces, eso me parece paradójico y patético porque es un retroceso completo en el Sistema de Justicia», puntualizó.


SOBRE SU SALIDA Y NUEVOS RUMBOS

Por otro lado, “El Faro” relata que el ex fiscal fue sacado de Guatemala tras gestiones de una organización local que pidió no ser mencionada. Esto fue producto de la agilidad de los colaboradores de la FECI, quienes buscaron de manera inmediata sacarlo de Guatemala.

Además, detalla que pese a que el Gobierno Biden-Harris mostró su apoyo hacia la fiscal por su lucha contra la corrupción, este no le dio auxilio, sino que fue el propio Embajador de Suecia en Guatemala, Hans Magnusson, quien se ofreció a sacarlo del país y llevarlo hasta la frontera salvadoreña. Cabe destacar que la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) formó parte de la protección para Sandoval.

Hasta el momento, se desconoce si el exfiscal pedirá asilo o refugio en algún país.
“Tenía que salir del país sí o sí. Considero que tengo los elementos para defenderme: cuando todo el Sistema de Justicia ha sido objeto de nuestras investigaciones, nosotros sabemos que la justicia no va a responder al interés de garantizar ese valor, sino que va a responder a garantizar la impunidad de los corruptos”.


LA DESTITUCIÓN

La fiscal general, María Consuelo Porras, por medio de un comunicado de prensa, confirmó el viernes la destitución de Sandoval el viernes, acción que, según pudo conocer La Hora, se dio en respuesta al pedido que en reiteradas ocasiones hizo el presidente, Alejandro Giammattei.

Cabe mencionar que, el mandatario en diversas oportunidades ha expresado su buena relación con Consuelo Porras, incluso se han reunido en momentos previos a cambios o acciones dentro de la entidad encargada de la investigación penal.

Sin embargo, Consuelo Porras argumentó en el comunicado que la destitución se daba “ante los constantes abusos y frecuentes atropellos de los cuales la institucionalidad del Ministerio Público ha sido objeto, así como el irrespeto que como mujer, funcionaria y profesional del derecho ha sido víctima desde el inicio de su gestión para menoscabar su trabajo, integridad y dignidad”, tomó la decisión de destituir a Sandoval. La remoción es a partir de hoy, agregó el Ministerio Público.

“Con el profesionalismo, integridad y la prudencia que le ha caracterizado, la Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público ha continuado siempre frontal y comprometida en su trabajo, pues su legítimo interés ha sido y será llevar justicia y propiciar una cultura de respeto y legalidad para el pueblo de Guatemala. Sin embargo, ante los vejámenes de los cuales ha sido víctima, y ante la inminente falta de confianza en la relación, hoy se da por terminado el vínculo laboral”, argumentó.

“El pueblo de Guatemala merece que sus derechos y garantías sean respetados por lo que ya no se puede tolerar ningún tipo de acontecimiento que afecte los principios de legalidad, imparcialidad y objetividad que inspiran la justicia”, agregó.

La acción de Porras ha derivado en un amparo y dos solicitudes de antejuicio, así como distintas manifestaciones y comunicados que critican dicha decisión.

Maria España
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala, interesada en temas de derechos humanos y medio ambiente. Comprometida con la memoria, verdad y justicia. Integrante de la 5ta generación de RedLATAM de Jóvenes Periodistas de Distintas Latitudes.
Artículo anteriorTúnez: Presidente despide a primer ministro tras protestas
Artículo siguienteGiammattei, ante la sombra de las investigaciones, habla de unión