San Lorenzo firma p rimeros contratos de fútbol femenino

Macarena Sánchez firma un contrato al lado de Matías Lammens, el presidente del club San Lorenzo, con lo que se convirtió el primer club argentino que firma 15 contratos con futbolistas mujeres. Foto La Hora: AP/Pisarenko

BUENOS AIRES
AP

Macarena Sánchez, la cara visible del reclamo de las futbolistas argentinas por iguales condiciones laborales que sus colegas hombres, firmó el viernes el primer contrato con un club en la historia del país sudamericano.

Sánchez, de 27 años, cobrará un sueldo por jugar para San Lorenzo a partir de la próxima temporada. El Ciclón, a su vez, es el primer equipo en profesionalizar a la mayoría de su plantel femenino casi un mes después que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) diera esa orden a sus afiliados en sintonía con los profundos cambios que está produciendo el movimiento de mujeres en Argentina.

“Si hemos logrado juntas todo esto, somos capaces todavía de mucho más”, destacó Sánchez en una conferencia de prensa. “Hay jugadoras que todavía no son conscientes del poder que tienen y no saben cómo materializarlo. El hecho de ser la voz, hablar y contar la realidad es el primer paso para cambiar las cosas”.

La delantera fue la primera futbolista en rebelarse contra el orden establecido en el deporte más popular de Argentina, en el que hasta no hace mucho tiempo las mujeres eran completamente ignoradas. A principios de año, Sánchez fue despedida por el equipo UAI Urquiza, actual campeón de la liga, tras lo cual inició acciones legales contra el club y la AFA para ser reconocida como trabajadora del deporte.

Sin club desde entonces, Sánchez le dio difusión mediática a los padecimientos que enfrentan las jugadoras y trabajó activamente por la profesionalización del fútbol femenino al tiempo que se involucró en otras demandas del movimiento de mujeres, como la despenalización del aborto.

“Elegí San Lorenzo porque fue la única institución que se acercó a escucharnos a las jugadoras sin ningún tipo de interés, sin querer sacar provecho de la situación y el momento”, comentó vestida con la casaca de su nuevo club. “Por otra parte, es un club que pregona la igualdad de género y la justicia social. Eso me atraviesa cien por ciento”.

Además de Sánchez, San Lorenzo firmó contratos con otras 14 futbolistas que ya estaban en su plantel. El número casi duplica a los ocho contratos profesionales que dispone la AFA para cada club y que deben estar encuadrados legalmente bajo el mismo convenio colectivo de trabajo que los jugadores profesionales de la liga masculina.

Una parte de estos contratos serán financiados por AFA, que anunció aportará 120 mil pesos (unos 2 mil 700 dólares) por mes a cada uno de los clubes para el fútbol femenino. Esto asegura que ocho jugadoras de cada equipo cobre un salario mínimo de unos 15 mil pesos (347 dólares mensuales), equivalente al que percibe un futbolista del torneo de la cuarta categoría del fútbol masculino.

San Lorenzo no dio a conocer el monto del contrato de Sánchez ni del resto de las jugadoras.

El anuncio formal de la profesionalización del fútbol de San Lorenzo convocó a los grandes medios de prensa del país, que colmaron la sala de prensa “Osvaldo Soriano”, en honor al gran escritor argentino y fanático declarado del Ciclón. Hasta este viernes ese espacio sólo había sido utilizado por el plantel masculino de primera división.