Salud Reproductiva: Otro beneficio integral que el IGSS brinda a sus afiliados

El procedimiento para poder ser referida a una clínica de ginecología es iniciar con una consulta en la clínica de enfermedad común, en donde posteriormente será referida a una clínica de especialidad. FOTO/IGSS

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

Dentro de los servicios que ofrece el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) para beneficio de sus afiliados se encuentra el de salud sexual y reproductiva.

La doctora Nancy Centeno, ginecóloga obstetra y encargada de la clínica de Salud Reproductiva del Hospital Juan José Arévalo Bermejo, ubicado en la zona 6 capitalina detalló cómo funciona este servicio para los afiliados, así como los detalles de los tipos de atención en materia de salud reproductiva disponibles en el Instituto.

¿QUÉ ES LA SALUD REPRODUCTIVA?

Centeno explicó que la salud reproductiva no solo comprende lo relacionado a métodos de planificación familiar, sino que encierra todo en cuanto a la prevención en salud de aspectos generales, en los que se incluye desde el tema del cáncer de próstata, cáncer de mama, así como el cáncer de cérvix.

Algunas de las afecciones que podrían estar relacionadas con el tema de salud reproductiva incluyen los tipos de cáncer relacionados con el aparato reproductor, tanto femenino como masculino.

“En el instituto cubrimos todos los aspectos y contamos con programas específicos para cada tema”, dijo Centeno.

PROGRAMAS DE ATENCIÓN

Dentro de los programas específicos de atención que tiene el Instituto se encuentra el de atención a madres adolescentes que según detalló Centeno, una vez acreditan derecho, ingresan a un programa especial en donde existen protocolos establecidos para ver cómo se atenderá cada caso y a dónde debe ser referida tanto en Trabajo Social, Psicología, Nutrición, Clínica Dental y atención por parte de un médico especialista.

Otro de los programas que brinda atención en el tema de prevención es el cáncer de mama. En ese sentido las pacientes son referidas a la clínica de ginecología en donde a partir de los 40 años deben hacerse anualmente una mamografía.

“La paciente de hecho no tiene que solicitarla, sino que el médico ya sabe que a partir de los 40 años, debe realizarse la paciente una mamografía anual y con las pacientes que tienen antecedentes de cáncer de mama se inicia antes de los 40 con un ultrasonido de mama, según el caso”, dijo Centeno.

El procedimiento para poder ser referida a una clínica de ginecología es iniciar con una consulta en la clínica de enfermedad común, en donde es referida a una clínica de especialidad.

En el tema de cáncer de cérvix, Centeno explicó que el papanicolau cumple una función específica que no es de prevenir este tipo de cáncer sino para diagnosticarlo tempranamente para poder actuar en tiempo y evitar un cáncer de cérvix.

“Hay una clínica específica para hacer el papanicolau, a donde las pacientes pueden acudir sin cita, con certificado de trabajo y se reciben todos los que vengan porque es una cita abierta”, dijo Centeno.

Para Centeno, es importante que se aborde el tema pues debido muchas veces a temas culturales la salud sexual y reproductiva se aborda como un tema tabú.

“Existen dos tipos de cáncer que afecta principalmente a las guatemaltecas y son el cáncer de cérvix y de mama y nuestra población está muy propensa al cáncer por aspectos ambientales, genéticos y otros factores y si se puede prevenir por qué no hacerlo”, detalló.

En cuanto a los exámenes de papanicolau, Centeno dijo que dicha clínica realiza un promedio de 150 exámenes al mes.

HOMBRES TAMBIÉN BUSCAN ATENCIÓN

En el caso de los hombres, el instituto también cuenta con clínicas especializadas a donde son referidos posteriormente a ser tratados en Enfermedad Común o Urología y según explicó Centeno, es un examen que se realiza rutinariamente en pacientes que superan los 40 años.

Centeno explicó que es importante que se hable del tema del cáncer de próstata pues el tabú que existe alrededor, aún hace que sea una población reducida la que se realiza el examen de próstata que consiste en un tracto rectal, a manera de prevención.

“Muchos hombres no acuden por el tema tabú, pero también hay formas de saber si la próstata presenta algún problema a través de un examen de sangre, pero el examen clínico representa un 80 por ciento de lo que nosotros pensamos en cuanto a diagnóstico”, explicó la entrevistada.

Nancy Centeno, ginecóloga obstetra y encargada de la clínica de Salud Reproductiva del Hospital Juan José Arévalo Bermejo.
FOTO/IGSS

PLANIFICACIÓN FAMILIAR

La doctora Centeno explicó que el Instituto cuenta con cuatro métodos de planificación familiar para ofrecer a la población que lo solicite. Según describió, el IGSS cuenta con la inyección de tres meses, método de barrera o preservativo, T de cobre y píldoras anticonceptivas.

Según explicó Centeno, el médico a cargo evalúa cada caso y les recomienda el método más adecuado a cada afiliada, en este caso la clínica brinda servicio tanto a afiliadas como beneficiarias.

“Hay ciertos requisitos para la utilización de métodos, el primordial es que no debe estar en estado de gestación para la utilización de un método a excepción del preservativo, que es usado durante el embarazo para la prevención del Sika”, explicó Centeno.

Para los afiliados que lo solicitan, el Instituto también cuenta con el servicio de esterilización permanente tanto en hombres como mujeres que luego de pasar por un proceso de pláticas y apoyo social optan por un método esterilizante.

Según describió Centeno, el proceso se realiza de acuerdo a los procesos internos del Instituto en donde se solicita un consentimiento firmado en donde el afiliado solicita la operación.

“Puede optar la operación la afiliada sana o no sana y las pacientes beneficiarias sanas o que no padecen ningún tipo de patología como diabetes o hipertensión”, dijo Centeno.

Respecto a la vasectomía, Centeno destacó que el Instituto cuenta con cobertura para los afiliados que soliciten este servicio y el Centro Hospitalario de la zona 6 es el centro de referencia a nivel nacional, en donde se realiza dicha operación.

Centeno detalló que actualmente el hospital programa un promedio de entre 20 y 25 vasectomías al mes, aunque en algunos casos han llegado hasta 30 intervenciones por mes y 50 dispositivos intrauterinos o Te de cobre al mes.

Finalmente, la entrevistada destacó la importancia de acudir al Seguro Social como prevención y manifestó que si el Instituto ofrece opciones para sus afiliados quienes necesiten este tipo de servicios pueden acudir y prevenir problemas médicos que más adelante puedan representar mayores complicaciones.