Identificada como glicemia elevada en ayunas, la diabetes gestacional se considera un tipo de diabetes que solo aparece durante el embarazo y en la mayoría de los casos, tiende a desaparecer después del parto y de ser diagnosticada con ello, es necesario que siga un programa que incluye una alimentación saludable que le ayude a controlar el peso corporal y los niveles de azúcar en la sangre.

 

Esta enfermedad aparece cuando la insulina producida por el páncreas es insuficiente para regular la tasa de azúcar en la sangre y para entenderlo, es precisamente durante el embarazo que las necesidades de insulina son mayores, por tanto, es un período de especial riesgo y el seguimiento médico es clave, así como una alimentación adecuada.

La mayoría de las mujeres saben que necesitan consultar con un médico y hacer cambios en el estilo de vida cuando están embarazadas, pero también es importante incorporar nuevos hábitos antes de estar en estado de gestación.

Además, cuando se presenta sobrepeso durante el embarazo pueden aumentar las probabilidades de problemas, como hipertensión arterial, diabetes, aborto espontáneo y otras complicaciones.

Diseño Roberto Altán/La Hora

CONSIDERE LOS ALIMENTOS RICOS EN PROTEÍNAS

No obstante, pensar en tratar de bajar de peso durante el embarazo es una buena idea, pero a decir del nutricionista Francisco Herrera Morales, de Dos Pinos, si es una excelente opción para alcanzar un peso corporal saludable para el embarazo, pero se debe ser antes de concebir.

Por ello, es conveniente que antes del embarazo se consuma alimentos ricos en proteína, así como frutas, vegetales, granos y semillas. Además, los productos lácteos permiten apoyar una alimentación saludable antes de la gestación.

Por otro lado, si una mujer es diagnosticada con diabetes gestacional, debe iniciar un programa que la guíe en seguir una alimentación saludable para controlar su peso corporal y los niveles de azúcar en la sangre.

 

¿QUÉ EVITAR?

La mujer en estado de gestación y con diabetes debe evitar el exceso de alimentos que contienen azúcar añadida o de mesa, es decir refinado, mieles, leche condensada, dulces, pasteles y repostería, caramelos y chocolates, refrescos así como jugos azucarados.

«Una mujer con diabetes gestacional debe tener un plan nutricional en el cual estén presentes los alimentos de todos los grupos: lácteos, cereales, fruta, vegetales, alimentos de origen animal y grasas”

Francisco Herrera Morales, nutricionista de Dos Pinos

Por eso, el experto señala la necesidad de individualizar la distribución de los alimentos en 5-6 tiempos de comida, para evitar estar muchas horas en ayunas y prevenir la producción de cetonas”.

A la vez, explica que en la etapa de embarazo y lactancia los productos lácteos juegan un papel muy importante, ya que aseguran un adecuado aporte de energía, proteínas de alto valor biológico, son fuente de aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, calcio y vitamina D, entre otros nutrientes.

SUELE APARECER A MITAD DEL EMBARAZO

La nutricionista Stefani Soto, también de Dos Pinos, agregó que es importante tomar en cuenta que esta variedad es identificada por una glicemia elevada en ayunas, y por lo general aparece a la mitad del embarazo y que los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas de gestación.

Si bien no se conocen todas las causas de la diabetes gestacional, uno de los factores principales es que algunas mujeres tienen sobrepeso, acompañado de malos hábitos alimentarios antes de quedar embarazadas o antecedentes familiares de diabetes.

 

 

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorMetodología STEAM: un enfoque educativo para la revolución 4.0
Artículo siguienteTSE rechaza petición de S. Torres para organizar asambleas de la UNE