Revolución francesa en Fráncfort: Macron pide más cultura ante Merkel

Por María Prieto
Fráncfort
Agencia (dpa)

El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo un alegato a favor de la cultura como lazo de unión en Europa e instó a la canciller alemana Angela Merkel a comprometerse en la defensa de los valores que planten cara a “todo aquello que nos pueda dividir”.

“Señora Merkel, combatamos juntos. Sin cultura no existe Europa”, declaró el dirigente durante la ceremonia inaugural de la Feria del Libro de Fráncfort, la principal cita editorial del mundo que cuenta este año con Francia como país invitado.

Ante una sala rendida que agasajaba con aplausos sus continuas referencias literarias, el joven político apuntó que no existe otro lugar en el mundo con más cultura que Europa. “También es Europa el lugar donde hubo más conflictos pero logramos la paz precisamente a través de la cultura”, subrayó.

Siguiendo la línea que perfiló hace dos semanas en su esperada alocución en la Universidad de la Sorbona sobre el futuro del bloque, Macron insistió en que los libros son la mejor arma para luchar contra el terrorismo, contra los postulados nacionalistas y para derrumbar las iniciativas que construyen muros o crean fanatismos.

La mandataria alemana, más comedida en su intervención, destacó el diálogo que Alemania y Francia iniciaron ya en la Edad Media al tiempo que realzó el valor de la literatura como instrumento diplomático.

“¡Qué pobre hubiese sido Alemania sin la influencia cultural de Francia!”, expresó la política conservadora nada más tomar la palabra ante un rebosante auditorio.

“La cultura y el arte pueden ser de tanta inspiración… Cuando uno no puede leer todo aquello que desea leer, se arma de más valor para intentar que la gente lea lo que quiera”, afirmó en clara referencia a su vida en la extinta dictadura de la República Democrática Alemana (RDA).

La Canciller germana también recordó durante su intervención la importancia de mantener vivo el legado de Konrad Adenauer, impulsor de una Europa unida y artífice de la reconciliación franco-alemana tras la Segunda Guerra Mundial.

“La historia le da la razón a Adenauer, el avance llega a través del impulso de Francia y Alemania”, sostuvo.

La inauguración de la Feria del Libro de Fráncfort por parte de los máximos exponentes del eje franco-alemán se alza como símbolo de la estrecha relación entre los dos países y como declaración a favor de una Europa unida y fuerte.

“Macron dio un importante discurso en la Sorbona en un momento en el que la identidad de Europa necesita ser definida en un mundo globalizado”, valoró Merkel sobre su aliado más estrecho en la Unión Europea (UE).

Macron ejerció de maestro de ceremonias de lujo durante la inauguración oficial de la Feria del Libro de Fráncfort, donde Francia es este año país invitado.

Amigo íntimo de intelectuales, el líder de “En Marche” refuerza su fama de ávido lector siempre que tiene ocasión. Lo hizo en Fráncfort y también poco después de asumir el mando en el Palacio del Elíseo al difundir un retrato oficial en el que figuran tres libros, uno de ellos, abierto, del general Charles de Gaulle.

En el mayor escaparate comercial de libros del mundo, en el que hasta el próximo domingo se darán cita cerca de 7 mil expositores de más de un centenar de países, el país galo quiere aprovechar para presentar el corpus literario de todos los países de habla francesa, una lengua que emplean más de 270 millones de personas en el mundo.

Se esperan casi 200 autores francófonos, de los que más de 130 -como Michel Houellebecq, Yasmina Reza o el premio Nobel en 2008 Jean-Marie Le Clézio- serán oriundos de Francia.

En Fráncfort también desembarcará una destacada nómina de autores internacionales, como el estadounidense Dan Brown, que presentará en la feria su nuevo thriller “Origin”, o el escritor de bestsellers Ken Follett.

Al conocido como “Mundial de los libros” se espera la asistencia de unos 300 mil visitantes.