POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) retiró la inmunidad de la jueza Octava de Primera Instancia Penal, Marta Sierra de Stalling, y dio luz verde al Ministerio Público (MP) para que la investigue por los delitos de prevaricato y cohecho pasivo.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el MP pidieron retirar la inmunidad de Stalling por presuntamente recibir dinero de parte de los abogados del denominado “Bufete de la Impunidad”, a cambio de otorgar medida sustitutiva a tres cabecillas de la red de defraudación aduanera La Línea.

La Corte falló a favor del MP, pese a que Roaldo Isaías Chávez Pérez, vocal II de la Sala Segunda de Apelaciones del Ramo Penal y juez pesquisidor del antejuicio contra la jueza Marta Sierra de Stalling, recomendó a no retirar la inmunidad de la togada.

Tras ligar a proceso a 24 presuntos miembros de La Línea por defraudación aduanera y asociación ilícita, la jueza Sierra de Stalling otorgó medidas sustitutivas a seis implicados en el caso La Línea, entre ellos a Salvador Estuardo González, alias Eco, Francisco Javier Ortiz Arriaga y Miguel Aldana Lemus, presuntos cabecillas de la estructura.

La jueza Sierra de Stalling no explicó por qué motivos consideró que la situación de esas seis personas difería del resto de los sindicados, según la CICIG.

Entre las pruebas presentadas por los entes de investigación, se encuentran grabaciones de llamadas telefónicas interceptadas, en las que se evidencia que los sindicados ya sabían de la resolución, antes de que fuera dictada.

Además, la Fiscalía determinó que entre los días 16 y 17 de abril, familiares de Ortiz Arriaga, cobraron cuatro cheques por la suma de US$74,200.00 de la cuenta en dólares a su nombre y un quinto cheque por Q1 millón 300 mil, de otra cuenta suya.

La togada fue separada del proceso tras los señalamientos en su contra. Actualmente el caso está a cargo del juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorLider pide certeza y reclama revisión de actas electorales
Artículo siguienteHerrera deja la Secretaría de Comunicación; asumirá Palmieri