TAMBIÉN HABRÍAN SEPARADO FAMILIAS

Reporte: agentes de EE. UU. alquilaron buses y pilotos para retornar a migrantes hondureños

El operativo habría sucedido en enero, cuando una caravana desde Honduras intentó llegar a Estados Unidos. Foto La Hora

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

De acuerdo con un informe presentado por el senador estadounidense demócrata, Bob Menéndez, del Comité de Relaciones Exteriores, agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en ingles) que se encontraban en Guatemala habrían mal utilizado fondos del Departamento de Estado para alquilar buses y contratar pilotos, con el fin de capturar a migrantes hondureños en Guatemala, para luego deportarlos.

En un comunicado de prensa, Menéndez señala que los agentes habrían alquilado buses sin identificación de la agencia a la que pertenecían y contrataron a conductores locales, que sirvieron para transportar a migrantes hondureños detenidos en el país.

El senador explica que el reporte involucra a funcionarios de la administración Trump “en un imprudente y peligroso operativo migratorio en Guatemala”.

Esto, según el funcionario estadounidense, “violó un acuerdo entre el Departamento de Estado y el DHS, carecía de protocolos esenciales de seguridad y protección”.

La información detalla que incluso se pudo haber separado a familias y niños, “exportó la agenda antiinmigrante de la Administración Trump de negarse a proporcionar entrevistas a personas que buscan protección internacional”.

lea: WSJ: agentes estadounidenses detuvieron a migrantes hondureños en operación no autorizada

El informe a su parecer “es un doloroso recordatorio de cómo la agenda antiinmigrante del presidente Trump ha infiltrado todas las políticas de esta administración. El tratar de desdibujar las líneas que apartan al trabajo del cuerpo diplomático profesional de nuestra nación al de los agentes de inmigración nacional es corrosivo y totalmente inaceptable”.

El documento titulado “¿DHS Fuera de Control? Un operativo imprudente en el extranjero, infracciones y mentiras”, destaca un “enfoque obsesivo de la administración Trump en frenar la migración ha socavado al Departamento de Estado y facilitado el ascenso del DHS para influir la política exterior de EE. UU. hacia Centroamérica”.

Asimismo, destaca que el reporte muestra cómo el personal de DHS uso fondos del Departamento de Estado, violando los términos de un acuerdo establecido entre agencias y que inicialmente intentó encubrir la existencia del operativo proporcionando información falsa.

“El Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no están autorizados para actuar como policía migratoria a través de Latinoamérica. El Congreso debe intervenir una vez más para controlar la trastornada agenda antiinmigrante de este presidente”, concluyó el Senador Menéndez.

Foto ilustrativa. Los agentes de DHS habrían contratado buses para el traslado de los migrantes. Foto La Hora/DHS

¿QUÉ DICE EL INFORME?

Dentro de los hallazgos del informe, el senador menciona que el DHS mintió al Departamento de Estado sobre el mal uso de los fondos y provocó que se trasladará información falsa al Congreso, además, que expuso innecesariamente al gobierno a posibles responsabilidades legales y financieras entre otros.

El reporte menciona que, “DHS finalmente confirmó que el personal de CBP presente en el este de Guatemala comisionó vehículos no identificados y conductores contratados para respaldar sus operaciones conjuntas con DIPRAFRONT”.

A la vez dice que DIPAFRONT, una rama de la Policía Nacional Civil llevó a migrantes hondureños en camionetas sin identificación de regreso a la frontera entre Guatemala y Honduras y que no está claro si “se les proporcionó cualquier información sobre el papel del gobierno de los Estados Unidos cuando fueron detenidos y colocados en camionetas que no llevaban el logo de DHS, CBP o DIPRAFRONT”.

Estos incidentes habrían ocurrido horas después de que el presidente Alejandro Giammattei y su administración tomarán posesión, justo cuando una nueva caravana de migrantes avanzó hacia el país con el fin de llegar a Estados Unidos.

“El incidente de enero de 2020 ocurrió en un contexto más amplio en el que la administración Trump en el que la administración en repetidas ocasiones buscó aumentar el papel que desempeña el DHS en Centroamérica”, menciona el reporte.

A inicios de año una caravana migrante avanzaba en el país. Foto La Hora

DESTACAN LA SUSPENSIÓN DE ASISTENCIA EXTERIOR

En ese orden, ponen como ejemplo la manera imprudente en la que tanto el presidente Trump y el secretario de Estado, Michael Pompeo suspendieron más de US$400 millones de dólares en asistencia exterior de Estados Unidos para los países del Norte de Centro América en 2019.

“Afirmaron fue el resultado de que los tres países no impidieron efectivamente que los migrantes llegaran a la frontera de EE. UU., la Administración todavía desvió decenas de millones de dólares del Departamento de Estado al DHS en programas para mejorar la seguridad fronteriza y abordar la delincuencia transnacional en la región”, menciona la información.

Luego Pompeo anunció en abril de este año el reinicio de la ayuda exterior, dado que los gobiernos habían tomado medidas para combatir la migración hacia Estados Unidos, y promocionó que los gobiernos firmaron “14 acuerdos y arreglos históricos … para fortalecer cooperación para disuadir la inmigración ilegal”.

El hecho sucedió horas después que el presidente Alejandro Giammattei asumió la Presidencia. Foto La Hora/Christian Gutiérrez.

DHS CORRIÓ RIESGOS AL TRASLADAR A MIGRANTES HONDUREÑOS

El reporte menciona que DHS expuso al gobierno de Estados Unidos a posibles responsabilidades legales y financieras, al conducir operaciones prohibidas en conjunto a la policía fronteriza guatemalteca.

“Al transportar migrantes hondureños dentro de Guatemala, DHS corrió el riesgo de un posible accidente automovilístico y lesiones personales relacionadas, que habrían expuesto al gobierno de los EE. UU. un posible y pasivos financieros, así como importantes daños políticos y reputacionales”, destaca la información.

AÚN SIN RESPUESTA

Desde la mañana, cuando se dio a conocer la noticia reportada por el Wall Street Journal (WSJ), se consultó al Ministerio de Gobernación por una postura por las menciones que se hacen de la Policía Nacional Civil (PNC) y su participación, sin embargo, aún no han respondido.

Una nueva caravana de migrantes hondureños intenta llegar a los Estados Unidos pero en México fue disuelta en esa oportunidad. Foto: La Hora/AP/Delmer Martinez