En el Centro de Vacunación ubicado en la Universidad Rafael Landívar se continúa administrando la vacuna contra el COVID-19 a personas mayores de 40 años. Foto. José Orozco/Archivo

La semana pasada arribó a Guatemala un cargamento de 321,600 dosis de vacuna AstraZeneca, adquiridas por el Gobierno de Guatemala, a través del mecanismo COVAX. Sin embargo, se ha denunciado en redes sociales y a este vespertino la carencia de dosis en algunos centros de vacunación, como el ubicado en la Universidad Rafael Landívar, en donde se reportaron este viernes largas filas y personas que no fueron vacunadas.

UN CASO QUE CONOCIÓ “LA HORA”

Ana Lucía Cano contó que se dirigió con su madre al centro de vacunación en automóvil de la Universidad Rafael Landívar (URL) a las 8:45 a.m., describió que cuando llegó al lugar la cola llegaba casi hasta la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), aproximadamente a 2 kilómetros del puesto referido.

“La cola empezaba en frente de la Universidad del Valle y estaba pasando relativamente rápido, aunque había periodos donde se quedaba parada media hora, ya cuando íbamos más cerca hubo un momento donde se quedó totalmente detenida, hasta me bajé a comprar comida porque no avanzaba”, expresó la joven.


Debido a la fila de vehículos, ambas tuvieron que esperar alrededor de dos horas para ser atendidas. “Al menos nos tardamos dos horas, en cambio hay personas que tardan mucho más haciendo cola”, mencionó.

No obstante, posteriormente se acercó uno de los trabajadores del centro a la fila de carros, quien informó que ya no había vacunas suficientes para inmunizar a la mamá de Cano y el resto de aspirantes en la fila.

“Empezaron a pasar unos señores a hablar con los conductores y pensamos: ‘fijo ya no hay vacunas’. Justo al carro en frente nuestro le dieron una ficha roja y solo nos dijeron que ya no había disponibilidad para el resto y que nos retiráramos”.

Además, según el relato de Cano, uno de los asistentes del centro les comunicó que en la URL estaban vacunando al día a aproximadamente 800 personas, varias de ellas llegaban al lugar desde las primeras horas del día para adquirir la inmunización, por ello recomendaron “llegar temprano”.

“Mi mamá llamó a uno de ellos y le preguntó si ya no había vacunas, él dijo que no, que lamentablemente solo estaban vacunando a ochocientas personas y recomendaba llegar temprano porque había mucha gente que estaba en la universidad desde las 3:00 a.m. y le estaban dando prioridad a aquellos que llevaban más tiempo esperando”, señaló Ana Lucía Cano.

Por último, el joven le contó a las Cano que podrían llegar el lunes cuando el centro se reabasteciera de vacunas, pero recomendaba llegar aún más temprano.


POSTURA DEL MINISTERIO DE SALUD

Augusto Contreras, director del área de salud central del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) confirmó que en el centro de vacunación de la universidad Landívar hubo un desabastecimiento, el cual menciona será solucionado el lunes.

Además, describió que los otros puestos de vacunación están estables; sin embargo, hubo un bajo número de vacunas en el Colegio de Profesionales. “Donde había otra problemática, pero ahora se van a enviar 750 vacunas más es en el Colegio de profesionales. El resto -de centros- afortunadamente está estable”, declaró el galeno.

Por otro lado, el Ministerio de Salud indicó que hasta el 10 de junio el Centro Nacional de Biológicos contaba con 297,340 unidades pendientes de distribuir, pero el número cambia en cuestión de horas. Según declaraciones de Comunicación Social de la cartera siguen a la espera de confirmación de fechas exactas para nuevos ingresos de vacunas en Guatemala.


El último lote de vacunas Sputnik V arribó al país el 20 de mayo y es bajo esa marca que el Gobierno aseguró que se adquirirían las dosis necesarias para vacunar a 8 millones de personas; sin embargo, únicamente han ingresado 100 mil primeras dosis al país y se desconoce cuándo arribarían más inmunizadores de origen ruso.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorLey Antitrámites: procesos más ágiles en el Estado son posibles, según funcionario
Artículo siguienteTorres: Centro Contra la Impunidad ayudará a que los gobiernos y las élites rindan cuentas