NO SOLO LA CICIG

Reportaje de “The Economist” también ve ataque a la CC

Por REDACCIÓN LA HORA

lahora@lahora.com.gt

La revista “The Economist” abordó la crisis que atraviesa Guatemala en un artículo titulado “Un ataque contra los detectives de la corrupción también está dirigido contra jueces” señalando que algunos analistas especulan que los ataques del presidente Jimmy Morales en contra de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala ahora también van dirigidos en contra de la Corte de Constitucionalidad (CC).

De acuerdo con el artículo de The Economist, algunos observadores especulan que Morales está apuntando a la CC tanto como lo hace contra la CICIG. El máximo Tribunal ha frustrado repetidamente sus intentos para frustrar al ente internacional que trabaja en Guatemala.

El año pasado la CC ordenó dar marcha atrás a una orden del Ejecutivo que impedía la entrada del comisionado Iván Velásquez al país. En septiembre de 2018, la CC enojó a empresarios al suspender las operaciones de la mina San Rafael hasta que la minera consulte con comunidades indígenas, señaló el artículo.

De acuerdo con The Economist, si Morales se deshace de la CICIG y doma a la Corte de Constitucionalidad, el presidente se enfrentará a pocos controles de su poder.

La publicación señala que el Ejecutivo ha llevado a cabo campañas contra la CC. El 7 de enero, la canciller Sandra Jovel describió la resolución de la Corte sobre el investigador de la CICIG, Yelin Osorio, como “ilegal”. El 9 de enero, la Corte Suprema de Justicia tramitó la solicitud de antejuicio presentada contra tres magistrados de la CC, con la justificación de que la CC interfirió de manera inapropiada al vetar el intento del gobierno de Morales de expulsar al embajador de Suecia en Guatemala, Anders Kompass, por haber lamentado la corrupción en el país.

El Congreso será capaz de despojar de su inmunidad a los magistrados la próxima semana. Eso tendrá poco efecto, a menos que la fiscal general, Consuelo Porras, presente los cargos que se han formulado contra ellos, señaló la publicación.

Mientras tanto, Morales tratará las decisiones que ha tomado la Corte como ilegítimas e incluso puede desobedecerlas.

Esta crisis constitucional levanta las apuestas en las próximas elecciones. La exjueza Claudia Escobar, consultada por el medio, teme que si las protestas de la población crecen en contra de las decisiones de Morales, esto puede ser aprovechado para el presidente para posponer las elecciones. Esto sería un golpe serio para la democracia.