Miles de migrantes trabajan en campos de cultivos en Estados Unidos para enviar remesas a sus familias. Foto La Hora/unitedfarmworkers

Cifras del Departamento de Estadísticas Macroeconómicas del Banco de Guatemala (Banguat) evidencian que el mes de julio fue el segundo de 2021 en que más remesas ha recibido el país, con US$1,354.3 millones. Junio sigue siendo hasta ahora el mes del año, y en la historia, en el que más remesas familiares ha registrado Guatemala.

Mientras el Banco Mundial destacó recientemente que los flujos de remesas desafían las previsiones y siguen siendo sólidos durante la crisis provocada por el COVID-19.

De acuerdo con las estadísticas del Banguat, lo recibido en julio es superior a lo reportado en el mismo mes de 2020, cuando se registraron US$1,078.7 millones.


Aunque de momento, junio se mantiene como el mes en que mayor cantidad de remesas se han recibido en 2021, marcando un récord histórico de los últimos años con US$1,362.5 millones.

Asimismo, las cifras demuestran que Guatemala solo con los envíos de migrantes ha recibido durante el año US$8,320.5 millones, monto que incluso supera las estadísticas de remesas de todo 2017, cuando se recibieron US$8,192.2 millones.

Con el monto obtenido hasta ahora, a falta de cinco meses del año, el país se acerca a superar lo obtenido en 2020, periodo en el cual se registraron US$11,340.4 millones, según las cifras oficiales del Banguat.


BANCO MUNDIAL: REMESAS MOSTRARON SU RESILIENCIA PESE AL COVID-19

En mayo, el Banco Mundial refirió que pese al Covid-19, los flujos de remesas demostraron su resiliencia y disminuyeron menos de lo previsto en 2020.

“Según la última edición de la Reseña sobre migración y desarrollo, los países de ingreso bajo y mediano recibieron flujos de remesas registrados oficialmente por USD 540 000 millones en 2020, apenas un 1,6 % por debajo del total de USD 548 000 millones de 2019”, remarcó en esa oportunidad.

El Banco Mundial también enfatiza en que la disminución de 2020 fue menor que la que se produjo durante la crisis financiera mundial de 2009 (un 4,8 %).

Además, fue bastante inferior a la caída de los flujos de inversión extranjera directa (IED).

Julio, migrante guatemalteco originario de San Marcos trabaja en Estados Unidos para enviar remesas a sus familiares en Guatemala. Foto Carlos López Ayerdi

¿QUÉ FACTORES SOSTUVIERON LOS FLUJOS DE REMESAS?

Dentro de los principales factores que sostuvieron los flujos incluyeron los estímulos fiscales otorgados en los países de destino de los migrantes, que mejoraron las condiciones económicas con respecto a las previsiones.

Además, la transición del dinero en efectivo al digital para el envío de remesas y de los canales informales a los formales, los movimientos cíclicos en los precios del petróleo y de los tipos de cambio.

Sin embargo, destacaron que se estima que “el verdadero volumen de las remesas, que incluye los flujos formales y los informales, es superior a los datos oficiales, si bien el alcance de los efectos de la COVID-19 sobre los flujos informales no está claro”.


REMESAS CONTINÚAN SIENDO VITALES PARA PERSONAS POBRES Y VULNERABLES

Michal Rutkowski, director mundial del Departamento de Prácticas Mundiales de Protección Social y Trabajo del Banco Mundial, mencionó que mientras el COVID-19 sigue devastando las vidas de las familias en todo el mundo, las remesas continúan siendo vitales para las personas pobres y vulnerables.

“Las respuestas de políticas de apoyo y los sistemas nacionales de protección social deben abarcar a todas las comunidades, incluidos los migrantes”, aseguró.

Mientras, Dilip Ratha, principal autor del informe sobre migración y remesas, también director de la Alianza Mundial de Conocimientos sobre Migración y Desarrollo (KNOMAD), destacó que la resiliencia de los flujos de remesas es notable.

“Las remesas están ayudando a satisfacer la creciente necesidad de las familias de contar con medios de subsistencia”, remarcó.

Además, destacó que “ya no pueden considerarse como insignificantes”.

El envío de remesas se ha convertido en primordial para el país. Foto La Hora

MEJORA DE EMPLEO EN EE.UU., TIENE INFLUENCIA EN ENVÍOS DE DINERO DE MIGRANTES

La información del Banco Mundial evidencia que se estima que la llegada de remesas a América Latina y el Caribe aumentó un 6,5% en 2020.

También enfatizan en que si bien el Covid-19 causó una repentina disminución en el volumen de las remesas en el segundo trimestre de 2020, los envíos recuperaron terreno durante el tercer y cuarto trimestres.

Recordaron que, aunque todavía no ha llegado a los niveles previos a la pandemia, la mejora del empleo en Estados Unidos ha permitido aumentar los flujos de remesas a países como México, Guatemala, República Dominicana, Colombia, El Salvador, Honduras y Jamaica, que reciben la mayoría de los envíos de migrantes que trabajan en EE.UU.

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorTokio2020: Charles Fernández empieza a sumar puntos en Pentatlón Moderno
Artículo siguientePara USAID y el Departamento de Estado, la vacunación incluyente es una prioridad