Foto ilustrativa. Un guatemalteco espera en una estación de buses en Texas lugar al que llegó para trabajar y ofrecer mejores oportunidades a su hija. Foto La Hora/AFP

En once meses del año, el Banco de Guatemala (Banguat), reporta que el país ha recibido una cifra superior a los US$13,783 millones en concepto de remesas familiares marcando un nuevo record, es decir dinero que envían miles de guatemaltecos que viven extranjero, pero principalmente en Estados Unidos y lugares como Los Ángeles California, Nueva York, Nueva Jersey, Virginia, Texas, Maryland, Florida, entre otros.

Las estadísticas, por otro lado, muestran que el país recibió US$1,356.6 millones en envíos de migrantes en noviembre último. En 2020, en el primer año de pandemia las remesas sumaron una cifra superior a los US$11,340 millones.

De momento, octubre se mantiene como el mes que ha recibido la mayoría de las remesas, con más de US$1,418 millones, aunque diciembre también iría con esa misma tendencia como se ha evidenciado en años anteriores.

 

LAS PROYECCIONES

Con anterioridad, el presidente del Banguat, Sergio Recinos, dijo que se esperaría que las remesas alcancen los US$14 mil millones este año y crezcan entre un 9.5 y 12.5 por ciento, con un valor central del 11%; y que incluso podrían llegar hasta los USD15 mil millones.

El trabajo de los migrantes, al final resulta vital e importante para decenas de familias, en Guatemala un ejemplo del esfuerzo de los connacionales, lo ha reflejado La Hora en las decenas de historias de guatemaltecos que se han compartido, como Santy G, quien desde la red social de TikTok, ha retratado cómo hacen para distribuir su remuneración y enviar una parte de sus ingresos a sus familias en Guatemala, pero los ejemplos son de millones de personas.

 

LAS REMESAS DEMOSTRARON RESILIENCIA

El Banco Mundial, dijo este año que pese al COVID-19, los flujos de remesas demostraron su resiliencia y disminuyeron menos que lo previsto en 2020.

La última edición de la Reseña sobre migración y desarrollo, también menciona que los países de ingreso bajo y mediano recibieron flujos de remesas registrados oficialmente por US$540,000 millones en 2020, apenas un 1.6% por debajo del total de US$548,000 millones de 2019.

Michal Rutkowski, director mundial del Departamento de Prácticas Mundiales de Protección Social y Trabajo del Banco Mundial, destacó que mientras el COVID-19 sigue devastando las vidas de las familias en todo el mundo, las remesas continúan siendo vitales para las personas pobres y vulnerables, señaló.

Mientras, aseguró que, “las respuestas de políticas de apoyo y los sistemas nacionales de protección social deben abarcar a todas las comunidades, incluidos los migrantes”.

Otro aspecto a destacar, radica a decir de Dilip Ratha, principal autor del informe sobre migración y remesas, y director de la Alianza Mundial de Conocimientos sobre Migración y Desarrollo (KNOMAD), que la resiliencia de los flujos de remesas es notable y que están ayudando a satisfacer la creciente necesidad de las familias de contar con medios de subsistencia.

El Banguat informó que este año las remesas familiares enviadas por migrantes guatemaltecos, superaron a las del año pasado. Foto: La Hora/AP
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorColombia exigirá a viajeros pase de vacunación contra el COVID-19
Artículo siguienteEl por qué la imposibilidad de Giammattei para desconocer a Daniel Ortega