Recuperan ADN de un pájaro del Caribe extinto hace mil años

Cráneo de Caracara creightoni. FOTO LA HORA: FLORIDA MUSEUM PHOTO BY KRISTEN / Europa Press/DPA.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press)

Científicos han recuperado los primeros datos genéticos de un ave extinta en el Caribe, el caracara bahaman, gracias a huesos notablemente conservados de hace 2,500 años.

Los estudios de ADN antiguo de aves tropicales se han enfrentado a dos obstáculos formidables. El material orgánico se degrada rápidamente cuando se expone al calor, la luz y el oxígeno. Y los huesos ligeros y vacíos de las aves se rompen fácilmente, acelerando la descomposición del ADN interno.

Pero las profundidades oscuras y sin oxígeno de un agujero azul de 33 metros conocido como Sawmill Sink, en la isla de Gran Abaco, proporcionaron condiciones ideales de conservación para los huesos de caracara creightonio bahaman, una especie de gran halcón que come carroña que desapareció poco después de que los humanos llegaron a las Bahamas hace aproximadamente 1,000 años.

La investigadora postdoctoral del Museo de Historia Natural de Florida, Jessica Oswald, extrajo y secuenció material genético de un fémur de C. creightoni de 2,500 años de edad del agujero azul. Debido a que el ADN antiguo a menudo está fragmentado o falta, Oswald tenía expectativas modestas de lo que encontraría, tal vez uno o dos genes. Pero en cambio, el hueso produjo el 98.7% del genoma mitocondrial del ave, el conjunto de ADN que la mayoría de los seres vivos heredan solo de sus madres.

El genoma mitocondrial mostró que C. creightoni está estrechamente relacionado con las dos especies de caracara que quedan vivas hoy: la caracara crestada, Caracara cheriway, y la caracara sur, Caracara plancus. Las tres especies compartieron un ancestro común por última vez hace entre 1.2 millones y 400,000 años.

Al menos seis especies de caracara convivieron una vez en la región. Pero la retirada de los glaciares hace 15,000 años y el aumento resultante en el nivel del mar provocó la extinción de muchas aves, dijo David Steadman, conservador de ornitología del Museo de Florida.

C. creightoni logró sobrevivir a los cambios climáticos radicales, pero la llegada de personas a las islas finalmente anunció la desaparición de la especie, ya que las tortugas, los cocodrilos, las iguanas y los roedores de los que dependía la caracara para la alimentación desaparecieron rápidamente.

“Esta especie todavía estaría volando si no fuera por los humanos”, dijo Steadman. “Estamos utilizando ADN antiguo para estudiar lo que debería ser la biodiversidad moderna”.