Charles Fernández será recibido con una caravana tras su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: COG

La Asociación de Pentatlón Moderno de Guatemala planificó el recibimiento de su representante en los Juegos Olímpicos, Charles Fernández, con una caravana en la zona 10 capitalina. Si bien este es un gran logro para el atleta y su familia, Carlos Fernández, su padre, describe el arribo de su hijo como una celebración para toda Guatemala y los deportistas soñadores.

EL RECORRIDO EN ZONA 10

La Asociación de Pentatlón invitó a la población a recibir al atleta Charles Fernández en el Hotel Casa Veranda de la 12 calle 1-24 de la zona 10 capitalina a las 9:45 horas. A partir de esa locación la caravana partirá hacia el Club Italiano en la 10ª. calle 2-11, donde el guatemalteco dará una conferencia de prensa.

UNA CELEBRACIÓN PARA TODA GUATEMALA

Carlos Fernández expresó su agradecimiento por la iniciativa de la Asociación de Pentatlón, donde Charles se desarrolló por más de 10 años. Asegura que la caravana será “un reconocimiento por todo ese trabajo que no es solo del evento que pasó sino toda una vida de trabajo”, pero más allá de ello será una alegría de toda Guatemala.


“Es un orgullo que nuestra bandera se esté ondeando a través de deportistas en general porque independientemente de los resultados el hecho de estar allí es un honor. Ese honor es compartido por todos los guatemaltecos porque gracias al apoyo, a los impuestos, es que los atletas han podido prepararse y participar”, dijo.

En ese sentido, destacó que “para Charles es un reconocimiento, pero para Guatemala es una celebración de la gente que lucha”.

Carlos Fernández espera que mañana las personas puedan llegar con alegría a celebrar la representatividad de Guatemala en Tokio 2020 y sentirse orgullosas de su nacionalidad.

SU LLEGADA A LOS JUEGOS OLÍMPICOS FUE UN REGALO

Fernández describió que siempre han sido una familia devota a Dios y aunque nunca criaron a sus hijos para practicar deportes, Charles demostraba un talento nato como atleta. “Nuestra intención no era criar niños atletas, aunque yo también fui atleta”, indicó.


Charles nació en Estados Unidos y su padre relató que al regresar a Guatemala se presentó la oportunidad de ejercer el deporte. “Ya cuando regresamos a Guatemala se abrieron las puertas, Charlie empezó a entrenar y desde el principio ganaba. Eso fue una sorpresa, él tenía cualidades de atleta y ganaba las competencias con facilidad”, recordó.

“Si él quería competir nosotros le íbamos a dar todo el apoyo”, aseguró, aunque ello implicaba sacrificar la vida social y tiempo libre, disciplina en la nutrición, entrenos y todas las responsabilidades de un joven.

“Él lo aceptó, aunque tenía 14 años y lo vio como un hobby, como algo que le gustaba y era muy habilidoso, pero cuando vio sus resultados se dio cuenta que podía más. Un día vio unos Juegos Olímpico y vio el Pentatlón Moderno, ahí fue cuando comenzó a pensar que sí le gustaría participar”, detalló el padre de Charles.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorEn tiempos de bots y hackers, la nube híbrida y la seguridad de su empresa 
Artículo siguientePersiste manifestación en zona 11 que motivó presencia policial