Real Madrid empata ante el Málaga y se aleja de la pelea por el título

Real Madrid's Francisco Alarcon “Isco”, right, duels for the ball against Malaga's CF, Ricardo Horta from Portugal, left, during a Spanish La Liga soccer match between Malaga and Real Madrid at La Rosaleda stadium in Malaga, Spain, Sunday, Feb. 21, 2016. (AP Photo/Daniel Tejedor)
Madrid
Agencia dpa
El Real Madrid ofreció hoy su peor imagen y redujo sus opciones de pelear por el título de la Liga Española al empatar 1-1 ante el Málaga para quedar a nueve puntos del Barcelona, el autoritario líder.
El encuentro, correspondiente a la vigesimoquinta jornada del torneo, tuvo el inesperado dominio del Málaga, que contó con las mejores ocasiones para llevarse el triunfo ante el equipo de Zinedine Zidane, desconectado del partido desde el inicio. A tres meses del final de temporada, al Real Madrid -salvo milagro- sólo le queda la Liga de Campeones.
“En absoluto hemos dicho adiós a la Liga, aunque está más difícil. Nunca vamos a bajar los brazos porque quedan muchos puntos”, declaró Zidane al finalizar el encuentro.
Algo parecido dijo Marcelo: “El empate sabe a derrota, pero el Real Madrid nunca se rinde”.
Sin embargo, los rostros de los jugadores blancos olían a abandono de cualquier esperanza.
El Real Madrid planteó un partido para tener el balón, pero no lo consiguió. Dejó en el banquillo a James Rodríguez y propuso un centro del campo con cuatro volantes gracias a la inclusión de Mateo Kovacic. Pero la línea siempre se vio superada por la presión del Málaga durante toda la primera parte.
Si el Real Madrid se fue al descanso con ventaja fue porque contó con un gol de Cristiano -aunque estaba en posición de fuera de juego-, la ineficacia de la delantera del Málaga y las decisivas intervenciones de Keylor Navas. Pero los blancos también podrían argumentar que tuvieron todo a favor porque Cristiano erró un penal con el marcador 1-0.
El tanto visitante llegó a los 33 minutos tras una falta sacada por Toni Kroos. La defensa del Málaga se adelantó y dejó en fuera de juego a Cristiano, pero el juez de línea no lo vio. Marcó el portugués con un magnífico cabezazo.
Tres minutos después, Weligton derribó a Cristiano en el área y la estrella del Real Madrid lanzó para que Kameni rechazara. Fue una jugada a la postre decisiva para el devenir del duelo.
Para entonces, Charles y Juanpi ya habían tenido ocasiones de oro y Navas había salvado a los blancos. El descanso llegó en pleno desconcierto arbitral, protestas e incapacidad del Real Madrid para gobernar el encuentro.
Nada cambió en la segunda parte. Al contrario, el Real Madrid maximizó su defectos y el Málaga no aflojó. Sintió que podía empatar y se fue en busca del gol sin ningún complejo.
El empate llegó a los 66 minutos en una jugada pésimamente defendida y completada por dos centrales. Weligton envió el centro y Raúl Albentosa marcó desde cerca. Era lo justo.
Pero ni siquiera el gol encendió al Real Madrid, que siguió sin tener el balón ni ofrecer el juego de combinaciones que pregona su entrenador. A cambio, el Málaga continuó amenazando el arco defendido por Navas, quien salvó a los blancos de la derrota.
Así se le fue al Real Madrid el partido y un pedazo más de la Liga española, si es que todavía piensa que puede pelearla. Y quedan tres meses de competición, días que se pueden hacer muy largos para su decepcionada hinchada. “Adiós a la Liga, adiós, adiós”, cantó a los blancos la grada del Málaga.