Hilda Pineda, fue trasladada por la fiscal general, Consuelo Porras. Foto La Hora/Impunity Watch Guate

Ayer el Ministerio Público (MP) confirmó once cambios en su estructura organizacional. En redes sociales usuarios se han manifestado respecto al traslado de Hilda Pineda, anteriormente titular en la Fiscalía de Delitos Contra los Derechos Humanos y ahora Fiscal de Sección en la Fiscalía de Delitos Contra Turistas.

Analistas opinaron que estos cambios pudieron ser tomados sin objetividad y ahora el nuevo sucesor de Pineda enfrentará el reto de continuar el ritmo de trabajo de la unidad.

Hilda Pineda ocupó la jefatura de la Fiscalía de Derechos Humanos del MP desde el 2016. Durante su gestión, antes de ser la titular de esa Unidad, llevó a juicio al exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt logró sentencias contra militares y paramilitares acusados de delitos de lesa humanidad durante el Conflicto Armado Interno. Esta fiscalía también tiene a su cargo casos de violaciones a DD.HH. contra periodistas, activistas y defensores.

 

GAM: TRASLADO FUE POCO OBJETIVO

Maynor Alvarado, coordinador del área jurídica del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) consideró que el trabajo de Pineda aportó al avance de investigaciones contra acusados de cometer delitos de lesa humanidad. “En el caso de la licenciada Pineda nosotros hemos visto cómo desde su gestión en la Fiscalía de Derechos Humanos los procesos de graves violaciones a Derechos Humanos han tenido avance, tal es el caso del Diario Militar”, puntualizó.

El Diario Militar, también conocido como “Dossier de la Muerte”, es un compendio de 73 hojas tamaño oficio que presenta información sobre actos de violencia de lesa humanidad contra enemigos internos de las fuerzas de seguridad entre 1983 y 1985. A raíz de la investigación del MP se descubrió que la milicia guatemalteca de los ochenta secuestró, torturó, violó sexualmente, ejecutó y trasladó a centros clandestinos de detención a más de 183 personas.

En ese sentido, Alvarado calificó la remoción como poco objetiva y sesgada hacia un beneficio para los enjuiciados. “Sin duda es una estrategia que responde a tratar de beneficiar y mantener en la impunidad a estas personas que históricamente han gozado de la protección del propio Estado para no ser juzgado. No está actuando con objetividad, la cual es una premisa fundamental en la investigación en Guatemala y esa independencia”, sugirió.

Además, declaró que es curioso cómo la fiscal Pineda fue removida cuando los casos presentan un desarrollo pertinente. “No se necesitan mayores elementos para notar que la Fiscal General quiere entorpecer estos procesos que son tan importantes para la justicia en Guatemala”, sentenció el profesional.

TRASLADO ES PARTE DE UNA ESTRATEGIA COMPLACIENTE

Asimismo, Alvarado comentó que el traslado de Pineda hacia la Fiscalía de Delitos contra Turistas Extranjeros corresponde a una estrategia similar a otros cambios realizados en el Ministerio Público.

“Considero que el cambio de la fiscal Hilda Pineda corresponde a una estrategia de desarticulación por parte de la Fiscal General -María Consuelo Porras- y una desarticulación frente a casos que han tenido rumbos importantes, no solo en la Fiscalía de Derechos Humanos, sino también en la FECI, casos que se han destapado con personas supuestamente vinculadas a la corrupción”, opinó.

 

AEU: NO HAY QUIEN PUEDA DETENER A CONSUELO PORRAS

De manera similar, Laura Aguiar, secretaria general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU-USAC) sostuvo que los cambios en la Fiscalía General son parte de una estrategia a favor de ciertos actores. “Creo que también es una demostración de esta estrategia de mover las cosas a favor de quienes apoyan a Consuelo Porras. Es una de las razones por las que va a seguir moviendo personas que son importantes para un funcionamiento real del MP, no de intereses”, puntualizó.

La representante estudiantil consideró preocupante esta condescendencia de Consuelo Porras, ya que, “por ser la cabeza del MP no hay quien pueda ponerle un alto”.

CASOS DE DEFENSORES Y PERIODISTAS PODRÍAN SER DESATENDIDOS

Por otro lado, detalló que la Fiscalía de Derechos Humanos también se encarga de atender denuncias y violaciones a la integridad de activistas, defensores y periodistas. “Lo que quieren es complicarlo para los periodistas. Eso se verá demostrado al momento que las pocas personas que trabajan para ello están siendo removidas”, expresó.

 

El designado para dirigir la Fiscalía de DD.HH. es el fiscal Tomás Ramírez López; para Aguiar deberá determinarse si este funcionario continuará con el trabajo de la fiscalía o actuará contraproducentemente con los casos ingresados.

LORENA ESCOBAR, ASIES: LA CONTINUIDAD DEL TRABAJO DE PINEDA ES EL PRINCIPAL RETO

Para Lorena Escobar, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES) la Fiscalía de DD.HH. se enfrenta al reto de continuar con el trabajo de la licenciada Hilda Elizabeth Pineda García. Escobar describió que el nuevo fiscal deberá garantizar que los casos no se estanquen, más bien, igualen o superen el desempeño de la gestión anterior. “Ese es el primer reto, que no se vayan a detener los casos, sino mejoren”, dijo.

Además, puntualizó que la Fiscalía ahora a cargo de Ramírez López tiene otro reto al investigar los casos, puesto que los delitos de lesa humanidad e investigaciones por genocidio son de alto impacto; “ahorita la justicia tradicional ha tenido siempre esos desafíos en la recopilación de pruebas porque son hechos del pasado. De por sí la investigación tiene retos y luego las presiones que reciben de esos casos son de todo tipo”, agregó.

Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES) se refirió al tema. Foto La Hora/Archivo.

Por otro lado, Lorena Escobar vio poco probable el retorno de Pineda a la fiscalía. “Hemos visto que la fiscal no regresa sobre sus mismos pasos. Al menos dentro de todos los movimientos que ha hecho no se ha observado que hace un cambio y, si no ve resultados inmediatos, que retorne a esa persona”, refirió.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorPesquisidor recomienda retirar inmunidad a juez Xitumul
Artículo siguienteAlejandro Giammattei y Allan Rodríguez cerca de perder la Presidencia del Congreso