Proceso contra William Darío Molina fue reabierto debido al supuesto lavado por Q53 millones. Foto: La Hora/Lourdes Arana

Por Lourdes Arana
lcarana@lahora.com.gt

Luego de que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) presentara una impugnación, declarada con lugar, por la clausura de un caso por el lavado de Q53 millones presuntamente dirigido por William Darío Molina Ruiz detenido recientemente junto al abogado Francisco García Gudiel, el caso fue reabierto y el Ministerio Público entregó una nueva acusación para que se conozcan las imputaciones ante el Juzgado Octavo Penal.

En su momento, el órgano jurisdiccional dictó el sobreseimiento en la carpeta judicial a favor de Molina Ruiz.

Según la investigación realizada por el Ministerio Público planteada en 2018, una estructura criminal liderada por William Darío Molina lavó más de Q50 millones utilizando una casa de cambio; el dinero habría sido usado para la supuesta compra de ganado.

William Darío Molina Ruiz también es procesado en el Juzgado de Mayor Riesgo “D”, a cargo de la jueza Erika Aifán en el caso Asesoría Legal: Operación Lavado de Activos, en donde se le señala junto con el abogado Francisco García Gudiel de lavar Q59 millones.


INDICIOS

La Fiscalía dio a conocer que Molina Ruiz, de nacionalidad colombiana, ingresó al país en octubre de 2015, en un vuelo procedente de San José, Costa Rica.

Al instalarse en territorio guatemalteco, fundó las entidades Galcorsa, para realizar la compraventa de ganado y la empresa Inmasa, la cual fue creada para la venta y compra de bienes inmuebles. Posteriormente se estableció que ambas eran de cartón, según el MP.

El ente investigador detalló que Molina Ruiz recibía grandes sumas de dinero de las entidades Coicsa e Industrias de Salamá, por medio de divisas, enviadas en su mayoría desde El Salvador.

FORMA DE OPERAR

El MP logró establecer que la estructura criminal liderada por Molina operó en Jutiapa, Petén y Guatemala, en este último departamento logró determinar que existían dos casas de cambio desde donde se daban las órdenes para cometer el supuesto lavado de dinero.


La Fiscalía señaló que dicha estructura coordinó el movimiento y el transporte ilícito de US$10 mil a US$200 mil diarios, tres veces por semana desde El Salvador a Guatemala y el destino final era Colombia.

El MP agregó que según el análisis de las cuentas bancarias utilizadas, se logró estimar que la organización criminal, por medio del sistema bancario, manejó aproximadamente Q53,717,417 en perjuicio de la economía nacional, estabilidad y solidez del sistema financiero guatemalteco.

Lourdes Arana
Periodista profesional, apasionada con transmitir la noticia de primera mano; enfocada en trasladar la información veraz, puntual y objetiva. Guatemalteca consciente de aplicar valores y principios que ayuden al progreso y desarrollo del país.
Artículo anteriorVillagrán por visas de trabajo temporal: GT no cuenta con capacidad administrativa
Artículo siguienteSegún Observatorio del MP, en GT se activan 4 alertas Isabel-Claudina al día