Raptors igualan semifinales con Heat gracias al lituano Valanciunas

Los Ángeles
DPA

Los Toronto Raptors igualaron 1-1 las semifinales de la Conferencia Este de la NBA al superar a los Miami Heat por 96-92 en la prórroga.

La gran actuación final del lituano Jonas Valanciunas, anoche, en Toronto, permitió que los canadienses empataran la eliminatoria, pese al discreto partido de DeMar DeRozan y Kyle Lowry, sus grandes estrellas.

En un último cuarto extraordinario y cuando parecía que los Miami pondrían el 2-0 en la serie, Valanciunas atrapó casi todo lo que cayó en la pintura -cinco rebotes- y anotó nueve de los 15 puntos con los que concluyó el duelo.

“Él es, sin duda, la razón por la que ganamos el partido esta noche”, afirmó DeRozan en alusión a Valanciunas. “Fue él y sus tremendas ganas de ir a por el balón”.

Al estirón final del pívot lituano, se sumaron 21 puntos de DeMarre Carroll -un récord para él-, 20 de DeRozan y otros 18 de Lowry, que permitieron a los Raptors recuperarse de la derrota del pasado martes por 102-96.

Los registros finales y la victoria maquillaron el pésimo porcentaje de tiro de los canadienses -DeRozan y Lowry firmaron conjuntamente un horroroso 16 de 46 en tiros de campo-, que también se vio compensado por las numerosas pérdidas (21) de los Heat.

“Podemos quedarnos con lo negativo y darle vueltas todo el día, pero estamos encontrando otras maneras de ganar y eso es esperanzador”, afirmó Dwane Casey, entrenador de los Raptors.

“Y esperamos que DeMar y Kyle vayan entrando en su ritmo”, añadió.

Los Heat, que vieron cómo los canadienses se escaparon en el primer cuarto de partido y luego firmaron un parcial de 46-34 para voltear el duelo a finales del tercer periodo, asistieron con sorpresa y sin capacidad de reacción al despertar de Valanciunas.

Los puntos del lituano y el intercambio final de triples entre ambos equipos llevaron el duelo a una emocionante pero pésima prórroga, sin apenas anotación, en la que los Raptors fueron menos malos que los Heat.

“Sabíamos cómo había sido la última prórroga, así que nos dijimos que teníamos que hacer algo para llevárnosla esta vez. Y eso es lo que hicimos”, señaló DeRozan.

Para los erráticos Heat, Goran Dragic anotó 20 puntos y Dwyane Wade y Joe Johnson aportaron 17 cada uno.

“Creo que no tuvimos una buena ejecución en la prórroga”, asumió Wade. “Creo que nuestro ataque fue pobre y que, de alguna manera, nos rendimos”.

Decisivo en el primer triunfo de Miami en Toronto, el escolta de los Heat lamentó la oportunidad perdida de llevar la serie a Florida con 2-0 en el marcador.

“Tuvimos la oportunidad, que era lo que queríamos”, apuntó Wade. “Nos colocamos en una gran posición y teníamos que haberla amarrado. Necesitamos jugar mejor en casa”, concluyó.

El tercer duelo de la serie al mejor de siete se disputará el sábado en Miami.