Ramazzini: me planteo excomulgar a los corruptos de la salud

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

En el marco del Día Internacional contra la Corrupción, el Cardenal Álvaro Ramazzini, ofreció una conferencia en las instalaciones del Auditorio del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), en donde además de compartir con los asistentes un mensaje sobre los efectos de la corrupción en el país y el Instituto, señaló que él en algún momento se ha planteado excomulgar de la iglesia a los corruptos.

“Yo muchas veces me he planteado, si católicos que son encontrados en corrupción y en corrupción que tiene que ver con el tema de la salud, que por esos actos de corrupción las personas pueden morirse, pues yo sí me plantearía muy seriamente dar un decreto como Obispo y decir: usted está excomulgado de la Iglesia Católica porque es un pecado muy grave”, dijo el Cardenal.

El Cardenal manifestó que autoridades del IGSS le hicieron la invitación para participar en la conferencia y como guatemalteco tiene un interés supremo en un país basado en los fundamentos de la paz. Además, dijo que el gran reto sigue siendo vivir con coherencia de acuerdo a los principios que están fundamentados en el bien.

El Cardenal realizó varias reflexiones alrededor del tema de la corrupción y manifestó que muchas personas no sienten que el IGSS sea un proyecto que tiene dimensiones nacionales, porque debe servir a aquellos que son beneficiados, es decir la clase trabajadora.

Asimismo, remarcó la crisis que sufre el país por la falta de práctica de valores éticos y añadió que el país necesita acceso a servicios médicos, a una alimentación nutritiva y a condiciones de vida dignas.

El Cardenal pidió dejar de lado la religión, pues ser cristiano es tener un sentido de la humanidad lo más sincero posible, “he conocido ateos que son más cristianos que los propios cristianos porque viven con principios”, dijo.

Ramazzini destacó que cuando la corrupción pone en peligro la vida de la gente “entonces no solo robas, sino que matas”.

Además, dijo que la corrupción se ha convertido en un fenómeno relevante pero se está generando una conciencia nueva para combatirla. A decir del Cardenal, “el que aquí se calla es cómplice” y agregó que él ha sido crítico sobre el sistema de justicia en Guatemala, pero se pregunta, ¿De qué sirve que haya robado tanto dinero si no devuelve el dinero que se robó?.

El Cardenal señaló que la corrupción priva a los pueblos de la legalidad, que es un bien común y agrega que cuando pidió información para la conferencia, se le compartió un plan o portafolio de transparencia. Asimismo, manifestó que sin integridad y transparencia no hay gobernanza.

Sobre el código de integridad, propuesto por el IGSS, el Cardenal dijo que si van a hacer un código de ética que no sea como la Constitución de la República, que no se cumple.

“Deseo de corazón y hablo como ciudadano que no tiene acceso al IGSS, que de verdad como cristianos, Dios nos va a pedir cuentas”, puntualizó Ramazzini.

El Cardenal finalizó su intervención diciendo que la corrupción es una lepra que se come el cuerpo social y “en este país estamos cansados de la gente corrupta (…) seamos constructores de la paz, de esa paz que necesita Guatemala”.