KEMONÏK CH’AB’ÄL / TEJER VOCES

Racismo y capitalismo

Sandra Xinico Batz

sxinicobatz@gmail.com

post author

Sandra Xinico Batz
sxinicobatz@gmail.com.

Capitalismo implica hegemonía. Hegemonía implica cultura. Esta idea de cultura ha implicado una construcción histórica basada en la diferenciación de lo “salvaje” y lo “civilizado”. Lo salvaje tiene que ver con lo animal y la racialización parte precisamente de esto, de que en la escala de la “evolución” unas razas no se “desarrollaron” tanto como otras y por ello son inferiores, por estar menos evolucionadas. También controlaron la idea de evolución al definir las características que una raza debía tener para ser considerara avanzada. La raza y cultura de quienes se hicieron “conquistadores” sería el referente porque la dominación no utiliza sólo la fuerza sino también lo subjetivo para consolidarse. Por esto es un proceso histórico, porque la idea de inferioridad fue dictada por el colonizador que hizo que el indio lo aprendiera con sangre.

La hegemonía implica la supremacía de una ideología dominante. La Colonia implementó mecanismos para que esta ideología se sostuviera. La acumulación, el despojo, la explotación y el sometimiento de los pueblos indios fue lo que permitió la consolidación del país y del Estado. En la escala social del racismo los indios nacieron para servir y obedecer, quienes no lo hacía eran exterminados.

Con el racismo la hegemonía legítima el trato de “animales salvajes” que da a los indios. El sistema de clases sociales se alimenta del racismo porque es el principal factor de desigualdad en territorios invadidos y colonizados donde la cultura ha sido determinante para ser ubicados del lado de los que oprimen o de los que son oprimidos. La cultura hegemónica tiene la aprobación social, los ladinos anhelan ser de esa cultura. Hasta el ladino más pobre se siente con derecho de maltratar al indio.

La idea de desarrollo, de superación y civilización sigue siendo controlada por lo blanco. El estatus tiene color y raza. La modernidad la imponen las potencias que siguen figurando como nuestros salvadores mientras nos saquean. El capitalismo es una ideología que implica un modo de vida y por eso el racismo le ha servido muy bien y viceversa, porque matando la cultura de los pueblos se acaba con la oposición que estos han puestos ante la destrucción que provoca el extractivismo porque este modelo simplemente no es parte de su forma de entender la existencia.

Ladinizando no sólo se empobrece el ser de los pueblos, sino que se genera una dependencia al consumo, olvidando la historia y perdiendo la cultura también se pierden los conocimientos de producción que les ha permitido a los pueblos resistir y por ende seguir existiendo. Empobrecer de conocimientos significa ya no saber cómo se hacen cosas de las que vivimos y por ende para adquirirlas se tienen que comprar con dinero que se vuelve dios porque todo lo puede y todo lo compra.

El universo y todo lo que tiene está al servicio de la humanidad porque esta es la especie “iluminada”. Esto es capitalismo e implica cultura, una que se contrapone totalmente al de los pueblos indios y por eso los extermina.