SALTOS DE CARACOL

R e a l i d a r i o (DCCXXXV) – René Leiva

Cartas del Lector

post author

Otro padrón electorero de miedo. (Nueve de cada diez matriculados). Bestiario, galería macabra, escaparate teratológico, flor y nata de la sordidez y la abyección en poliquetería electorera, muestrario de la hez (ciertamente humana) que excreta la patología social, exposición de la enajenación por el poder como un fin en sí mismo; catálogo de la desvergüenza, la marrullería, la hipocresía; listado reciclado de la mediocridad, el cachimbirismo nacional… ¡Uf!

*****
Todas la manzanas. Antes decíase, a modo de metáfora, que a veces algunas manzanas del barril que transportaba el barco mercante solían pudrirse. En el caso de la Guateanómala actual todas las manzanas están más que podridas, y también el barril, el barco con su tripulación, el propio mar, incluso el puerto de llegada. Alguien sugiere que es hora de plantar nuevos y sanos manzanos, ¿pero dónde encontrar un pedazo de tierra que no esté pútrida y, sobre todo, unas manos fundantes que no estén putrefactas?

*****
AVIAPABGUA en alerta roja. En reciente comunicado de prensa, la Asociación de Viejitas Abrazables y Patojitos Besuqueables de Guatemala (AVIAPABGUA), cuyos miembros son tradicionales y propiciatorias víctimas de la hipocresía y el más descarado oportunismo candidatil en época electorera, informa haberse declarado en alerta roja para que las viejitas abrazables no se dejen abrazar y a los patojitos besuqueables niéguense a ser besuqueados, sea por aspirante a alcalde, a diputado o a presidente, ya que un abrazo o un besuqueo a mansalva y a quemarropa de estos individuos fariseos puede significar el contagio de un mal incurable o, peor aún, sufrir repentino y devastador trauma o choque emocional para toda la vida, como tantas veces ha sucedido, sin reparación alguna. La AVIAPABGUA recomienda a sus millones de asociados en toda la república huir de los mítines políticos como de la peste negra (sic).

*****
De Alfonso reyes. He releído el nutritivo ¿evocador? Ensayo “Los copistas medievales” del polígrafo y erudito mexicano Alfonso Reyes, publicado en El Imparcial, junio 1958. Un poco de aire límpido y luz fresca en el ambiente corrupto-impune-electorero. Palabras seminales y datos o información concisa pero orgánica y elegante del paso de los siglos en textos sagrados; paleografía de la memoria, palimpsesto cerebral. El copista, la copia, el manuscrito, cuando la técnica, la tecnología estaban restringidas a las posibilidades anatómicas del humano, su escritural impulso, su instinto verbal; los antecesores, acaso precursores de la imprenta. Con otros instrumentos y difusión masiva y comunitaria, el escritor y el periodista de hoy como virtual copista de la realidad o la imaginación.

*****
Pintadas callejeras. “Votar es depositar en una urna el reincidente, apaleado y nunca escarmentado beneficio (maleficio) de la duda.” “¡Urge una política en función social!” “Pueblo: cada cuatro años te ponen entre el machete y la pared.” “Pueblo: cada cuatro años se acuerdan de que existes.”