¿Quién miente?

Ayer el Ministro de Gobernación dijo, con todo desparpajo, que en la última reunión que sostuvo en la Casa Blanca para abordar el tema migratorio estuvo acompañado de la magistrada Dina Ochoa, de la Corte de Constitucionalidad, no obstante que el acuerdo entre Guatemala y Estados Unidos estaba sometido a un proceso en esa instancia penal y, por obvias razones, ningún juzgador tiene que andar visitando a alguna de las partes interesadas.

De inmediato la abogada Ochoa procedió a “desmentir” a Degenhart diciendo que ella fue a la Casa Blanca por asuntos personales, sin especificar de qué pudieron tratarse porque no se trata de una oficina pública a la que cualquier hijo de vecino llega a una ventanilla a tramitar algo de su interés. En su explicación hasta dijo que los gastos de viaje habían sido cubiertos por ella sin gastar un centavo del erario y que su viaje era para acompañar a su hija que necesitaba ir por asuntos académicos, aunque reconoce que en la Casa Blanca habló del trabajo de la Corte de Constitucionalidad.

Degenhart, en cambio, dijo que la magistrada había viajado con él específicamente para explicar en la Casa Blanca lo de los plazos y términos en el proceso iniciado por el amparo contra el acuerdo migratorio suscrito por el mismo Ministro con autoridades de Estados Unidos, lo que provocó que el pleno de los magistrados de la CC, por medio de su Presidente, indicara que Ochoa no había viajado en representación de esa Corte.

El caso es que no es algo común y corriente que un magistrado de la CC o de cualquier tribunal visite a alguna de las partes para darle explicaciones de cómo funciona el Tribunal y cuáles son sus competencias y los plazos que rigen su trabajo. Y aunque Ochoa niegue que viajó con Degenhart, no deja de reconocer que si habló con autoridades de Estados Unidos que han intervenido en el proceso de amparo contra el acuerdo migratorio entre nuestro país y esa nación.

Ya se habían regado rumores de ese viaje y de la participación de la magistrada, pero ayer, poco después de que la magistrada Ochoa votó con el resto del pleno de magistrados para frenar el viciado proceso de elección de las Cortes, que tanto interesa al gobierno actual, “cándidamente” el Ministro de Gobernación confirmó las informaciones y puso en graves aprietos a quien fue nombrada por Jimmy Morales para ir a la CC y que, casualmente, contribuyó a frenar el último asalto en la batalla por reafirmar el sistema de la impunidad.