Un nuevo año representa la oportunidad de mejorar nuestros hábitos. Diseño Roberto Altán/La Hora

 Empieza un nuevo año, y con ello viene la costumbre de plantearnos objetivos y metas que queremos conseguir en un nuevo capítulo de nuestra vida, para ser una mejor versión de nosotros mismos, hacer cosas diferentes y tener un crecimiento personal.

Aspectos importantes que debemos tomar en cuenta y que resultan trascendentes para la realización de lo que queremos lograr son: los hábitos.

 

De acuerdo con Oxford Languages un hábito es “una práctica habitual de una persona, animal o colectividad”.

ACCIONES DIARIAS

Los hábitos tienen un espacio habitual en nuestra vida; muchos de ellos nos los inculcan desde pequeños, mientras que otros los hemos adquirido con el pasar de los años, con los cuales generamos acciones que realizamos día con día hasta que se vuelven parte de nuestra cotidianidad.

El objetivo es mejorar y sentirse bien con una misma. Foto La Hora

Como, por ejemplo: bañarse, cepillarse los dientes, comer, saludar, abrir una puerta, y así diversos ejemplos de hábitos que podemos encontrar en nuestro diario vivir.

Una acción que ejecutamos repetidas veces, hasta que un día probablemente sin darnos cuenta lo comenzamos a realizar en automático, y que nos permite desarrollarnos humanamente.

 

Por lo tanto, en la mayoría de los casos cuando efectuamos nuestros hábitos llevamos a cabo acciones beneficiosas para nuestra vida, que nos permiten realizar dichas actividades de la mejor manera, dándonos como resultado organización y eficiencia.

LA IMPORTANCIA DE RECONOCER LOS HÁBITOS

Sin embargo, al tener tan arraigados una gran cantidad de hábitos en nuestra cotidianidad, se puede caer en la dificultad de identificarlos ya que cuanto más habitual se vuelve una acción o conducta, se es menos consciente de ella.

Y, de acuerdo con el sitio web Autorrealizarte.com “esto se produce por una falta de supervisión consciente de la acción, que además de traducirse en este tipo de ‘olvidos’ dan pie a la aparición de malos hábitos”.

Por eso resulta valioso que nos tomemos el tiempo para resaltar y detectar los hábitos que tenemos en nuestro diario vivir; no necesariamente hacerlo todos los días, pero con regularidad. Esto nos permitirá ser conscientes de las cosas que hacemos, les daremos valor, resaltaremos la importancia de nuestros hábitos positivos, y así identificamos y eliminamos los malos hábitos de nuestros pensamientos.

Los hábitos de las personas determinan todos sus comportamientos diarios. Foto La Hora / José Orozco

LOS HÁBITOS EN NUESTRO DESARROLLO PERSONAL

A pesar de que pareciera que nuestro cerebro ya está condicionado a actuar de cierta manera con los hábitos que llevamos a cabo, el articulo How the Brain Makes and Breaks Habits publicado por Scientific American revela que controlar los hábitos sí es factible, pues una parte del cerebro siempre está supervisando la conducta, lo que nos servirá para eliminar o modificar los mismos.

Entonces al momento de reconocer cuáles son los hábitos que realizamos que nos ayudan y cuáles no, podremos establecernos objetivos más claros para nuestro crecimiento personal, puesto que un buen hábito nos permitirá conseguir un objetivo para mejorar nuestra calidad de vida y generar satisfacción.

 

Con la implementación de buenos hábitos tendremos un compromiso con nosotros mismos, disciplina y responsabilidad; cualidades beneficiosas para nuestra evolución, y es por eso por lo que los hábitos son una parte importante que nos define como personas.

En Nosotras LH estamos conscientes que adquirir, modificar o eliminar un hábito no es tarea fácil, pero es un paso importante para que podamos desarrollar nuestra mejor versión y son elementos fundamentales que nos ayudarán a cumplir todos esos propósitos que nos establecemos. Por eso, les invitamos a tomarse el tiempo de reconocerlos, nombrarlos y darles el valor que merecen.

 

 

 

María José Aresti
Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Rafael Landívar. Entusiasta del cine, libros y el fútbol. Creo en la importancia de generar espacios que permitan compartir contenidos de valor para la construcción de una sociedad más consciente y autónoma.
Artículo anteriorLH Mascotas: Ingrid, dueña de Huskie extraviado pide ayuda para reunirse con “Jacko”
Artículo siguienteRetorno a clases presenciales: Mineduc endosa a Salud vacunación de adolescentes