¿Qué es el Síndrome de Apnea del sueño y cómo tratarlo a través del IGSS? Aquí le contamos

El tratamiento para la AOS, se proporciona a través de un dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (AOS) es un padecimiento que hoy en día afecta a muchas personas en el mundo y Guatemala no es la excepción, por ello, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), cuenta con un tratamiento para los afiliados que sean diagnosticados con el padecimiento y desde hace unos meses cuenta con una unidad específica, en la que se realizan los estudios que permiten diagnosticar la enfermedad.

El síndrome AOS, es un problema que ocurre cuando la respiración se detiene mientras la persona se encuentra dormida, debido a que las vías respiratorias se han estrechado o bloqueado parcialmente.

El doctor José Waldemar Castillo, internista neumólogo, jefe de la Unidad Pulmonar del IGSS, explicó cuáles son los síntomas del padecimiento, así como el procedimiento que el Instituto realiza para poder tratar a los pacientes que padecen de AOS.

Castillo detalló que los trastornos del sueño en términos generales pueden presentarse en diferentes etapas de la vida; sin embargo, existe una mayor tendencia a padecerlos en casos de adultos y adultos mayores, principalmente hombres, provocando un deterioro de la salud en términos generales.

De acuerdo con Castillo, la AOS, es una enfermedad que se manifiesta mientras la persona duerme y existe una relación con cuatro o cinco enfermedades que pueden tener un componente parecido y por ello es importante diferenciarlas.

“Para poder diferenciarlas existe un protocolo que utilizamos en el IGSS a través del cual identificamos los síntomas del paciente, junto a un protocolo de estudios que incluye radiografías, espirometrías y todos los elementos asociados junto a un examen específico”, dijo Castillo.

Según Castillo, entre abril y octubre de este año, ya con el equipo del IGSS, se han realizado 70 exámenes de los cuales un gran porcentaje ha dado positivo y se les ha suministrado el dispositivo.
FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LOS PACIENTES QUE PADECEN EL AOS?

Castillo describió que existen características que pueden asociarse con la AOS y que pueden despertar una alarma en los pacientes, dentro de ellos destacan, ser de género masculino, mayor de 30 años, tener un índice de masa corporal arriba de 30, ser roncador y además puede asociarse paralelamente a enfermedades como hipotiroidismo, diabetes, hipertensión o incluso problemas de colesterol y triglicéridos.

“En el Instituto utilizamos un test que brinda un puntaje que permite clasificar al paciente y aunque el mismo no es una prueba de diagnóstico, ayuda para determinar el cuadro de los pacientes acompañado de las pruebas físicas y exámenes de laboratorio que nos dan el diagnóstico definitivo”, puntualizó Castillo.

En ese sentido, Castillo destacó que es importante realizar el protocolo y los estudios necesarios, para descartar que se trate de un problema no relacionado a la AOS, como la sinusitis u otro padecimiento que produzca que los pacientes ronquen.

Dentro de los beneficios del CPAP, destacan la eliminación del ronquido, corrección de la apnea y mejora del oxígeno en la sangre, derivando en que el paciente duerma cómodo.
Fotografía de tipo ilustrativo/AP

UNA NUEVA FORMA EN LA QUE EL SEGURO SOCIAL BRINDA ATENCIÓN A LOS PACIENTES

De acuerdo con Castillo, desde 1993 el Seguro Social, atiende este tipo de padecimiento y aunque anteriormente, los estudios se realizaban a través de servicios contratados, a partir de abril de 2019, el IGSS cuenta con una unidad que realiza los estudios que permiten diagnosticar la enfermedad.

“De 1993 a la fecha, se han realizado aproximadamente 1 mil 500 estudios; sin embargo, entre abril y octubre de este año, ya con el equipo del IGSS, se han realizado 70 exámenes y esto ha permitido que el Seguro Social esté a la vanguardia en equipo y tecnología, que también nos ha ayudado a detectar personas en alto riesgo”, destacó Castillo.

Waldemar Castillo, jefe de la unidad pulmonar del Seguro Social, destacó que cada CPAP tiene un costo aproximado de Q14 mil.
FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

ASÍ ES EL PROCEDIMIENTO DE CONSULTA

El jefe de la unidad pulmonar del IGSS, explicó que el procedimiento inicia con una consulta médica en la Unidad Periférica en la cual el afiliado describe las características de su rutina de sueño y luego es referido a la Unidad Pulmonar del Instituto. Cabe destacar que durante la entrevista, el paciente idealmente debe estar acompañado de su pareja o de una persona con la que comparta habitación para obtener más detalles sobre el ronquido que produce.

“Lo que principalmente aqueja a la pareja es el ronquido, que en muchos casos puede ser un fluido extremo que puede llegar a afectar más a la persona que comparte habitación con el paciente, que al paciente mismo”, indicó Castillo.

También detalló que, el ronquido puede aumentar de forma crónica, de acuerdo a la obstrucción que se genere en la faringe y en la medida que el ronquido aumenta, por esfuerzo que hace el paciente para respirar, podrían colapsar las vías respiratorias derivando en una apnea.

“Las personas que roncan mucho, generalmente van acompañados de apnea o pausa respiratoria, entonces derivan en que el paciente no duerma bien y veamos consecuencias como baja de oxígeno durante el período de sueño, repercusiones en órganos primarios y periféricos, provocando que el paciente se levante cansado, con sueño y con alteraciones en el humor incluso por no dormir adecuadamente”, puntualizó Castillo.

El entrevistado también refirió que existen repercusiones sociales derivadas de la AOS, que pueden influir en percances viales, poco rendimiento en el ambiente laboral, poca concentración y riesgo de accidentes laborales.

Asimismo, Castillo añadió que la AOS, también tiene efectos familiares pues se han reportado casos en los que el ronquido, puede afectar el sueño de los miembros del círculo familiar que duermen en habitaciones inmediatas a quien padece la enfermedad.

Waldemar Castillo: Nosotros disponemos de estos dispositivos en el hospital y están puestos a disposición de los pacientes como tratamiento de la AOS.
FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

EL TRATAMIENTO CPAP

Según detalló Castillo, el tratamiento para la AOS, se proporciona a través de un dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) que a decir de Castillo, ofrece una solución inmediata para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño en la mayoría de las personas.

“Nosotros disponemos de estos dispositivos en el hospital y están puestos a disposición de los pacientes como tratamiento de la AOS, paralelamente con el tratamiento de otras enfermedades que padezcan”, dijo Castillo.

El jefe de la unidad pulmonar del Seguro Social, destacó que cada CPAP tiene un costo aproximado de Q14 mil, sumado a los estudios de diagnóstico que tiene un costo promedio de Q5 mil, pero para los afiliados no tiene ningún costo pues es parte de la cobertura que los pacientes tienen al ser afiliados al Seguro Social, además de los tratamientos derivados de otras enfermedades asociadas a la AOS.

“La enfermedad es una presentación extrema de una serie de comorbilidades, de tal manera que cuando vemos a estos pacientes, sabemos que nos estamos enfrentando a la AOS, más otros padecimientos, que nos lleva a brindar a los afiliados un tratamiento integral”, enfatizó Castillo.

De acuerdo con Castillo, dentro de los beneficios del CPAP, destacan la eliminación del ronquido, corrección de la apnea y mejora del oxígeno en la sangre, derivando en que el paciente duerma cómodo a través de un aparato portátil, que no es invasivo y que se usa únicamente mientras el paciente duerme.

El entrevistado agregó que es importante que los pacientes con AOS, no sean estigmatizados, pues eso mismo provoca que no consulten al médico y que no sean atendidos médicamente antes que el padecimiento se vuelva crónico.

“Es necesario concientizar y sensibilizar a las personas sobre la AOS, además contamos con una Institución que está abierta a sus beneficiarios y estamos en la mejor disposición de poderlos ayudar para romper ese estigma y decirles que existe un tratamiento para su enfermedad”, puntualizó el profesional.