Putin pospone referendo sobre enmiendas constitucionales

El presidente ruso Vladimir Putin se dirige a los ciudadanos rusos en los canales de la televisión estatal en Moscú, Rusia. Foto La Hora/AP/Alexei Druzhinin, Sputnik, Kremlin.

MOSCÚ
Agencia AP

El presidente ruso Vladimir Putin pospuso un referendo nacional sobre enmiendas constitucionales que incluyen un cambio que le permitiría acceder a otro periodo en el poder.

Putin no fijó una nueva fecha para el plebiscito, originalmente programado para el 22 de abril, cuando dijo el miércoles que dependerá de cómo se desarrolla la pandemia de coronavirus.

También anunció durante un discurso televisado a la nación que el gobierno no quiere que los rusos, con excepción de quienes trabajan en sectores esenciales, vayan a trabajar la siguiente semana. Dijo que las tiendas, farmacias y bancos permanecerán abiertos.

“La salud, vida y seguridad de las personas es una prioridad absoluta para nosotros”, dijo Putin.

Las autoridades rusas reportaron 163 casos más del virus, lo que colocó el miércoles el total nacional en 658. Eso señaló un aumento significativo de casos en un día comparado con días previos, cuando el número de nuevas infecciones sólo aumentaba por varias decenas.

El número comparativamente bajo de Rusia dado su tamaño y frontera compartida con China ha generado dudas. El martes, el alcalde de Moscú Sergei Sobyanin le dijo a Putin que el número reducido de casos en Rusia podría reflejar un monitoreo insuficiente en lugar de la actual escala de la epidemia, y dijo que la situación era “seria”.

Denis Protsenko, médico titular del principal hospital de Moscú que atiende a pacientes del COVID-19, repitió la opinión del alcalde y después le dijo a Putin que Rusia necesitaba “preparar para el escenario italiano”.

El coronavirus ha infectado a más de 428,000 personas y causado más de 19,000 muertes, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.