Putin anuncia que Rusia tiene la “primera vacuna” contra el COVID-19

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado hoy que, luego de dos meses de ensayos en humanos, el país tiene la “primera vacuna” aprobada contra el coronavirus. Foto La Hora/DPA/Europa Press/Kremlin.

Por Marcela Castillo

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado hoy que, luego de dos meses de ensayos en humanos, el país tiene la “primera vacuna” aprobada contra el coronavirus, consiguiendo, de ser así, el primer lugar en la carrera contra el COVID-19. “Sé que la vacuna es suficientemente eficaz, que permite una inmunidad duradera”, ha asegurado el presidente de Rusia.

La vacuna ha llegado en un momento clave para Rusia. El Gobierno ruso ha estado reportando más 5 mil casos diarios en las últimas semanas, rozando los 900 mil en total y justo cuando se ha reportado un notable descenso en los contagios diarios, el país registra la “primera vacuna” contra el coronavirus.

“La ventaja de la vacuna es que se basa en los adenovirus humanos. Funciona con más precisión, crea una fuerte inmunidad. Lo sé porque una de mis hijas se vacunó”, aseguró el presidente de Rusia. Según Putin, su hija solamente tuvo un poco de fiebre y “nada más”.

El Ministerio de Sanidad ha fijado el 1 de enero de 2021 como la fecha oficial para empezar a distribuir la vacuna. La cadena RT ha comunicado que Rusia producirá la vacuna en dos plataformas: el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, el instituto que desarrolló la vacuna, y también por medio de la compañía Binnofarm.

Lea: Rusia se jacta de casi tener una vacuna contra el COVID-19

EXPRESAN CAUTELA ANTE ANUNCIO

En las últimas semanas, científicos extranjeros han manifestado su preocupación ante la urgencia de algunos países por ser los primeros en crear una vacuna de este tipo. La mayor parte de los expertos opinan que no habrá una vacuna cien por ciento efectiva y segura hasta mediados del 2021, ha establecido el programa informativo Antena 3.

La respuesta de la OMS ante la advertencia de los científicos fue pedir respeto, a nivel mundial, de las “líneas directrices y directivas” respecto al desarrollo de este producto. Actualmente, hay más de 100 vacunas potenciales contra el COVID-19 en todo el mundo, ha resaltado la OMS.

El experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, también ha cuestionado la prisa de Rusia por registrar la “primera vacuna” del mundo contra el coronavirus. Fauci no descarta la posible efectividad de la vacuna, pero considera “precipitada” la campaña masiva de vacunación del Gobierno ruso, sobre todo cuando no han terminado las pruebas a mayor escala.

“Cualquiera puede decir que tiene una vacuna y fabricarla, pero hay que demostrar que es segura y efectiva, lo cual dudo que lo hayan demostrado”, fueron las palabras del experto en enfermedades infecciones los primeros días de agosto. “Hay que tener cuidado con los que ahora dicen tener una vacuna”, añadió en su entrevista con BlackPressUSA TV.

En las últimas semanas, científicos extranjeros han manifestado su preocupación ante la urgencia de algunos países por ser los primeros en crear una vacuna de este tipo.

SOBRE LA VACUNA

Los investigadores han confirmado que la doble inyección permite la formación de una inmunidad a largo plazo y han mencionado que este tipo de vacunas vectoriales muestran una inmunidad de hasta dos años.

El ministro de Sanidad de Rusia, Mijail Murashko, ha indicado que la vacuna ha mostrado efectividad y seguridad. Sin embargo, las pruebas clínicas continuarán.

“Los investigadores prepararon los documentos para la realización de las futuras investigaciones clínicas con la participación de varios miles de personas. Para la vigilancia rápida del estado de salud de los vacunados y el control de eficacia y seguridad, el Ministerio de Sanidad de Rusia ha creado un contorno digital único que permite vigilar la seguridad y calidad del fármaco en todas las etapas del ciclo vital”, afirmó.

El presidente de Rusia ha informado que la vacunación de la población será totalmente voluntaria y ha adelantado que, en estos meses, Rusia se preparará para la producción masiva mientras se realizan los últimos ensayos clínicos. Putin espera que sea octubre el mes en el que pongan en marcha dicha producción.