En una citación de la Comisión de Salud del Congreso, el representante de la empresa Kron Científica e Industrial Sociedad Anónima contradijo lo dicho por la empresa internacional Atila Biosciences de Estados Unidos. Foto: Hedy Quino/ La Hora

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

En una citación de la Comisión de Salud del Congreso, el representante de la empresa Kron Científica e Industrial Sociedad Anónima contradijo lo dicho por la empresa internacional Atila Biosciences de Estados Unidos, sobre la compraventa de pruebas PCR para detectar la Covid-19, que resultaron falsificaciones.

“Quiero manifestar que nosotros hicimos todas las compras a Atila, nosotros no hemos falsificado nada, tenemos facturas que lo documentan, de hecho, ya las pusimos a disposición a las autoridades del Ministerio de Salud”, afirmó Juan Pablo Arocha, representante legal y gerente administrativo de Kron S.A.

Arocha reiteró, que no han falsificado ninguna prueba. “Estamos tan consternado como todos ante la situación, nos afecta y nos preocupa la salud de los guatemaltecos”, declaró.

Durante la citación, la diputada Evelyn Morataya le solicitó a Arocha las facturas por la compra a Atila de las 30 mil pruebas y comprobantes del pago de impuestos del producto. “¿Cuántos impuestos pagaron por estas pruebas y en qué fecha ingresaron esas pruebas a Guatemala?”, cuestionó Morataya.

A pesar de que Morataya insistió en conocer los documentos que respaldan la compra con Atila, Arocha dijo que no los tenía con él en ese momento, pero que podía mostrar una factura de una compra anterior que hicieron con los fabricantes estadounidenses.

ATILA SE DESLIGÓ DE KRON

Cuando se conoció que el Ministerio de Salud denunció a Kron y al ahora viceministro de Cultura y Deportes Ronaldo Estrada ante el Ministerio Público por la compra de 30 mil pruebas PCR Covid-19 falsas, la fábrica estadounidense Atila se desligó del caso.

Puede leer: Covid-19: Descartan poder utilizar videos de vigilancia para dilucidar robo de vacuna

Aunque Atila reconoció que sí les vendió pruebas a Kron, el lote de los 30 mil que resultaron falsificaciones, no tienen relación con el producto que ellos fabrican.

Ante esto, Arocha indicó, que están haciendo una verificación exhaustiva a lo interno de la empresa para determinar qué fue lo que pasó con las pruebas. Además, dijo que cuentan con pólizas y registros de importaciones.

KRON: “LAS PRUEBAS SON SUMAMENTE DELICADAS”

Arocha indicó, que entregaron pruebas Covid-19 de Atila a otros hospitales: de Cobán, Regional de Occidente, de San Marcos, al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), en los cuales no hubo problema con el producto. “En estos hospitales se entregó adicionalmente equipo para la custodia de la cadena de frío”, dijo.

Según el representante de Kron, en los hospitales de Huehuetenango y San Marcos no entregaron dicho equipo adicional, ya que se les aseguró que “todo está bien”.

El hospital de Huehuetenango fue uno de los que alertó de las pruebas falsas, informó con anterioridad el Ministerio de Salud.

Arocha agregó, que advirtieron que las pruebas son sumamente delicadas. “Las pruebas se pueden dañar por justamente un bajón de luz, que son comunes en el país y más comunes en el interior, se pueden dañar si el congelador no tiene un equipo de protección, se pueden dañar si se contaminan, porque son muy sensibles a contaminaciones, se pueden dañar por muchísimos factores”, aseguró.

Le puede interesar: Pandemia causa trastornos psicológicos en menores de edad