Prostatitis

Alfonso Mata

Los hombres en los primeros signos de esta enfermedad raramente los tomamos en serio; una actitud tan irresponsable suele a muchos llevar a una cama de hospital o bien al cementerio.

Síntomas de la enfermedad
* Dificultad para orinar debido a la compresión del canal urinario por la glándula prostática inflamada. El orinar puede causar dolor y ardor.
* Dificultad para la erección del pene
* Debilitamiento del orgasmo
* Eyaculación acelerada
* Potencia del orinar disminuida
* Depresión mental y ansiedad
Para un paciente con prostatitis, una actitud psicológica hacia le recuperación es importante. Por ejemplo, sabemos que el estrés debilita aún más el cuerpo y dificulta el tratamiento, lo que lleva a una depresión aún mayor, generando un círculo vicioso que dificulta al paciente salir de ese círculo vicioso.

LA GLÁNDULA PROSTÁTICA (PRÓSTATA)

Es una parte importante del sistema reproductor del hombre: produce una substancia que proporciona actividad motora y vitalidad al esperma y sus células. La substancia que produce este líquido contiene enzimas, inmunoglobulinas, ácido cítrico, vitaminas, iones de zinc. Cuando se altera la actividad de la glándula prostática, disminuye la función sexual masculina.

La prostatitis

La enfermedad más común de la glándula prostática es su inflamación y es a lo que se llama prostatitis. La edad a la que se está expuesto a ello es entre los 20-50 años. Cuanto mayor es la edad del que la padece, mayor es el riesgo de morbilidad. La prostatitis ocurre en forma aguda o crónica, a menudo es difícil de diagnosticar y puede conducir a disfunciones persistentes de la próstata.
Las consecuencias más graves de la prostatitis son la infertilidad y el cáncer de próstata. Dependiendo de las causas y el cuadro clínico del curso de la enfermedad, se distinguen los siguientes tipos de prostatitis:

La prostatitis aguda es una inflamación severa de la glándula prostática que ocurre como resultado de una infección bacteriana de sus tejidos, muchas bacterias son parte de la microflora normal del cuerpo y están constantemente presentes en los intestinos y en la piel. Sin embargo, si entra en los tejidos de la glándula prostática, debido al incumplimiento de las reglas de higiene básicas y otras razones, puede provocar el desarrollo de un proceso inflamatorio agudo.

La prostatitis bacteriana crónica representa un tercio de todos los casos de inflamación de la glándula prostática. Esta forma de prostatitis es peligrosa porque los síntomas dolorosos pueden desaparecer espontáneamente incluso sin tratamiento. Pero esto no significa curación: después de un tiempo, se produce un agravamiento, cada vez más doloroso. Si, una y otra vez, no se hace nada, existe el riesgo de desarrollar focos purulentos, depósitos de cálculos en la próstata, inflamación de la vejiga y otras complicaciones graves, incluido el cáncer.

Prostatitis crónica / síndrome de dolor pélvico crónico. Forma de prostatitis difícilmente diagnosticada, manifestada por dolor constante en la región pélvica, que dura más de tres meses. En el camino, se pueden observar trastornos neurológicos y trastornos psicoemocionales.

Prostatitis crónica asintomática. Es asintomático y puede detectarse mediante análisis de orina, que muestra una alta concentración de glóbulos blancos y bacterias.

Prostatitis granulomatosa crónica. Por lo general, es un efecto secundario del tratamiento médico de otras enfermedades o la irradiación de la glándula prostática. Durante esta enfermedad, el tejido de la glándula prostática se reemplaza gradualmente por tejido conectivo, y la glándula deja de funcionar.

LAS CAUSAS DE LA PROSTATITIS

Son diversas, pero están relacionadas principalmente con el abandono de los hombres a su salud:
* Infecciones de transmisión sexual;
* Trastornos circulatorios en los órganos pélvicos, por ejemplo, debido a un estilo de vida sedentario;
* Abstinencia sexual prolongada, relaciones sexuales interrumpidas o alargamiento artificial de las relaciones sexuales;
* Inmunidad deteriorada;
* Hipotermia frecuente, que es típica para los fanáticos de los deportes extremos;
* Estrés desequilibrio hormonal; deficiencia de vitaminas y minerales;
* Incumplimiento en la higiene personal.

COMPLICACIONES

La prostatitis ocasiona graves inconvenientes: problemas para orinar, disminución de la libido, deterioro de la función eréctil.
Si el paciente no recibe el tratamiento adecuado a tiempo, puede desarrollar infertilidad con una probabilidad del 40%, ya que la glándula prostática ya no puede producir sus líquidos y contenidos en una cantidad normal y en la calidad requerida.
El autotratamiento de la prostatitis es inaceptable y no recomendable, ya que puede provocar un empeoramiento de la condición del paciente y la aparición de enfermedades concomitantes. Por ejemplo, los antibióticos recetados incorrectamente, afectarán negativamente la microflora intestinal y reducirán significativamente la inmunidad, al tiempo que no resuelven los problemas adecuadamente en la glándula prostática infectada.
Otras drogas solo enmascaran la enfermedad y sus síntomas, exacerbando la situación. Por lo tanto, la prostatitis debe ser diagnosticada y tratada por un especialista experimentado.

PREVENCIÓN

Las medidas preventivas para evitar la prostatitis incluyen:
* cuidadosa observancia de la higiene personal;
* vida sexual ordenada y regular;
* actividad física saludable una dieta rica en proteínas, vitaminas y oligoelementos;
* aumento de la inmunidad general;
* abstinencia al beber alcohol y fumar;
* tratamiento oportuno de cualquier enfermedad infecciosa;
* reducción en el nivel general de estrés diario.
Debido a la gran cantidad de variedades de prostatitis y los factores desencadenantes de su desarrollo, los hombres después de los 40 años, deben estar atentos a su salud y visitar a un urólogo al menos una vez al año.

CONSEJOS A LOS HOMBRES
Actúe rápido al tener cualquiera de los síntomas señalados arriba es una probabilidad real de que tenga prostatitis. Consulte a su médico no a los amigos. Y corrobore con su médico su curación.