Primera homilía de Ramazzini como Cardenal, hablará de la renovación de la Iglesia

Monseñor Álvaro Ramazzini enfocará su primera homilía como Cardenal en la trasformación de la Iglesia Católica. FOTO LA HORA

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

Mañana 20 de octubre, Monseñor Álvaro Ramazzini dará su primera homilía como Cardenal de Guatemala, la cual se centrará en el Día Mundial de las Misiones. En su mensaje Ramazzini insistirá en que la práctica religiosa no está incidiendo en la trasformación de la sociedad guatemalteca.

“Por lo tanto debemos de renovar nuestro compromiso misionero. Para mi hablar de la misión no es solamente hablar de quienes se van al extranjero, la misión no es solamente anunciar el evangelio en otros países, sino es anunciarlo aquí mismo, para renovar a la Iglesia Católica aquí en Guatemala”, dijo Ramazzini.

De acuerdo con Monseñor, el evangelio siempre es la buena noticia de que todos somos hijos e hijas de Dios, “en este país hay mucha discriminación racial, económica, aquí las clases sociales se marcan y eso contradice el espíritu de fraternidad al que nos invita el evangelio cuando dice que todos somos hijos e hijas de Dios”.

Agregó que: “una de las razones de las injusticias sociales que se viven en el país, es el resultado de que muchas personas, pobres, ricas, en general han hecho del dinero su Dios y lo que buscan es hacer dinero y no importa si para ello tienen que extorsionar, robar, engañar, corrupción, lo que importa es tener dinero, entonces ahí hay un reto, porque Jesús dice que no puedes servir a Dios y al dinero al mismo tiempo”.

Asimismo, dijo que hablará del matrimonio, “porque Jesucristo dijo que el matrimonio es que el hombre deje a su padre y a su madre y se une a su esposa y se une a una sola carne, y aquí tenemos muchos problemas de separaciones familiares o solamente de uniones de hecho. Se ha perdido el anuncio evangélico sobre la familia y entonces ahí tenemos un gran reto”.

“Con tan solo esos tres ejemplos nos demuestran que en este país la vivencia del evangelio está muy lejano de lo que el señor Jesús quisiera, y eso que hay tantos programas de radio, uno pone la radio y tantos programas religiosos que uno escucha pero que no están incidiendo en cambiar el modo de pensar, ni el modo de relacionarnos unos con otros”, manifestó Ramazzini.